23/5/17

EPILOGO DE UNA GUERRA: ONU avala la Tormenta del Desierto Ubicacion LAT.27° NO - LONG. 53°OE



ONU avala la Tormenta del Desierto Ubicacion LAT.27° NO LONG. 53°OE

El 2 de agosto de 1990, Iraq decidió enviar sus tropas hacia sus fronteras con Kuwait lo que fue considerado por la mayoría de las Naciones Unidas como la invasión a Kuwait.

El Consejo de Seguridad de la ONU convocó a una reunión de emergencia el día 6 de agosto de ese año, en la que se instó a Iraq a retirar sus fuerzas de las fronteras, pero la respuesta de este fue proclamar la adhesión de Kuwait a su territorio, lo que en el seno del organismo fue considerado “nulo e inválido”.


Un poco más de un mes después, los presidentes de Estados Unidos y la Unión Soviética, George Bush y Mijail Gorbachov, se reunieron en Finlandia, para tratar las posibles soluciones al conflicto entre Iraq y Kuwait, aunque sin participación de ninguno de los dos países.

Pentágono refuerza injerencia militar en Iraq

El 25 de septiembre de ese año, el Consejo de Seguridad de la ONU avaló con votación casi unánime, puesto que Cuba votó en contra, se procediera a aplicar el embargo aéreo contra Iraq, aunado al comercial impuesto contra ese país por parte de Kuwait.

Continuaron las reuniones entre diferentes líderes sin dar fruto. Solo tres días después, la ONU acusa a Iraq de cometer crímenes de guerra y es el 29 de noviembre de 1990, cuando el organismo internacional, a través de su Consejo de Seguridad, pone el 15 de enero de 1991 como plazo para que sus países integrantes y adicionalmente otros puedan aplicar la fuerza militar contra Iraq.

Inicio de la Tormenta del Desierto

No se había vencido el plazo de la ONU, cuando Estados Unidos y Reino Unido ya armaban su agenda bélica contra la nación iraquí.

El 16 de julio, finalmente, se anuncia el arranque de la invasión contra Iraq, con el envío de aviones militares a Arabia Saudita, que buscaba atacar a ese país.

Arabia Saudita, Australia,Argentina, Corea del Sur, Dinamarca, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Kuwait, Pakistán, Polonia, Portugal, Catar y Reino Unido son algunos de los países que participaron en la invasión, dentro de la coalición que encabezaba Estados Unidos.

Número de soldados de EE.UU. en Irak excede lo consignado.

Z.P.A ( ZONA DE PORTAAVIONES )

21/5/17

"En lugar de instar a que se agoten todas las vías diplomáticas posibles, Menem eligió tomar partido del lado de los belicistas".

Esto pasaba en los transfondo de las conversaciones del Gobierno y sus Legisladores, mas el compromiso con EE.UU y Kuwait.

 ARA BROWN RUMBO AL GOLFO

ARA BROWN HACIENDO COMBUSTIBLE CON UN BUQUE TANQUE CANADIENSE Y LA ARA SPIRO ESPERANDO COMPLETAR COMBUSTIBLE TODO ESTA YA EN EL GOLFO PERSICO



La Argentina enviará tropas al Golfo Pérsico


El Gobierno lo anuncia hoy oficialmente; el número de unidades y de efectivos será menor al de la guerra de 1991; en EE.UU. darán a conocer la lista de aliados.


El Gobierno anunciará hoy su decisión de enviar efectivos militares al Golfo Pérsico para sumarse a las fuerzas que encabezan los Estados Unidos, en caso de que el presidente Bill Clinton resuelva atacar a Irak.


Los ministros de Relaciones Exteriores, Guido Di Tella, y de Defensa, Jorge Domínguez, harán el anuncio oficial esta tarde en la Casa Rosada.


El presidente Carlos Menem había anunciado el viernes último el alineamiento de la Argentina con los Estados Unidos, pero el envío de tropas se resolvió en las últimas horas. La decisión final se comunicó en la reunión de gabinete, a pesar de que los voceros oficiales negaron que el tema haya sido tratado.
Hermetismo


El hermetismo con que el gobierno nacional viene manejando la cuestión tiene que ver con la resistencia que se prevé que la propuesta encontrará en el Congreso, donde ya los bloques opositores rechazaron la posición anunciada por Menem el viernes.


Aun cuando todavía no está definida la cantidad de efectivos militares que irá, La Nación pudo saber de fuentes confiables que será menor que la enviada en 1991. La diferencia está dada porque en aquella oportunidad hubo una decisión institucional de la UN en respuesta a la invasión de Irak a Kuwait, mientras que ahora se trata de una medida resuelta por los Estados Unidos.


Casi al mismo tiempo en que se conocerá el apoyo logístico que brindarán tropas argentinas en caso de ataque, el Departamento de Estado dará a conocer hoy en Washington la lista de aliados, entre los que se incluirá a la Argentina.
Tropas argentinas viajarían al Golfo


El Gobierno anunciará hoy el apoyo a Washington, en el caso de que se decida una intervención militar contra Irak


Como sucedió a comienzos de 1991, cuando la Guerra del Golfo, el Gobierno decidió que la Argentina se sumará a una eventual fuerza militar internacional en el caso de que la crisis entre los Estados Unidos e Irak no encuentre solución por la vía diplomática.


Si bien durante toda la jornada dominó el hermetismo en la Casa Rosada y en los ministerios involucrados (Cancillería y Defensa), La Nación confirmó, como adelantó en forma exclusiva en la edición de ayer, que las autoridades argentinas harán hoy un anuncio formal sobre la cuestión.


Los ministros de Relaciones Exteriores, Guido Di Tella, y de Defensa, Jorge Domínguez, serán los encargados de hacer el anuncio, a las 14, en la Casa de Gobierno. No sería de la partida el presidente Carlos Menem, como anteayer interpretó la fuente gubernamental consultada.


La idea de que Di Tella y Domínguez hiciesen el anuncio atendió, en parte, a preservar la imagen presidencial y poner en el ruedo político a dos hombres contra quienes ya se apuntó desde la oposición ni bien comenzó a trascender el apoyo que la Argentina daría a Washington.


De hecho, los diputados radicales Federico Storani y Marcelo Stubrin se anticiparon en presentar un proyecto para que ambos ministros concurran a la Cámara baja a informar sobre la posición del Gobierno frente al conflicto internacional de marras.


Además, es conocido el enojo que había provocado en el jefe del Estado la anticipación pública que hizo el canciller del apoyo de la Argentina a la Casa Blanca, en vísperas, para colmo, de sus recientes viajes a dos países árabes: Líbano y Egipto.
Dos hechos irritantes


El 31 del mes último, Di Tella había dicho en Davos (Suiza), a Clarín, que "seguramente la Argentina acompañará una intervención militar en el Golfo Pérsico". Al día siguiente, Menem descalificó públicamente a su canciller.


Dos días antes, al borde del avión presidencial en el que viajaría a Suiza, la Cancillería le aconsejó al Presidente suspender la segunda etapa de la gira que estaba a punto de emprender. Es decir, la visita al Líbano y a Egipto. Di Tella adujo cuestiones de seguridad que el Presidente rechazó. Este hecho y el entredicho en Davos predispusieron mal al primer mandatario con el titular del Palacio San Martín.


En las jornadas posteriores, en Beirut y en El Cairo, Menem se pronunció partidario de una solución pacífica en el conflicto de Medio Oriente. Desde tierra árabe viajó a los Estados Unidos. Ni bien llegó a Miami, la semana última, el presidente argentino anunció que nuestro país iba a respaldar la decisión que sobre la crisis contra Irak tomasen los Estados Unidos o el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (UN).


Hoy, a tono con esa declaración, Di Tella y Domínguez, sobre la base de un documento elaborado conjuntamente por ambas carteras (que en las últimas horas ajustaron en el Ministerio de Defensa), fijarán formalmente la posición de la Argentina.
Apoyo logístico


Según trascendió de fuentes gubernamentales inobjetables, el apoyo militar argentino, al igual que en 1991, será de índole logística, aunque probablemente de menor proporción. Entonces la Armada envió dos buques de guerra, una corbeta y un destructor, con una fuerza de 311 oficiales y suboficiales.


El anuncio se haría a las 14, aunque en un primer momento se interpretó que podría hacerse por la mañana, ya que Domínguez tiene previsto, a las 10.30, ofrecer una conferencia de prensa para anunciar la incorporación de la Argentina como parte de una fuerza militar multinacional de despliegue rápido que actuará como parte de las misiones de la UN.


Pero Di Tella no estará hoy para esa hora, ya que tenía previsto viajar a primera hora de esta madrugada a Buenos Aires, procedente de Panamá, donde participó en una reunión del Grupo de Río con la Unión Europea, sobre lo que se informa en la página 5. El canciller llegaría sobre el mediodía, por lo que el anuncio sobre el alineamiento argentino contra Saddam Hussein se pasó para la tarde.
Duras críticas de la oposición


Desacuerdo: mientras la mayoría de los legisladores del PJ prefirió no opinar sobre el apoyo a EE.UU., la Alianza se mostró en contra de la decisión presidencial.


Con mayor rechazo que aprobación recibió ayer el Congreso la posibilidad de que la Argentina envíe tropas al Golfo Pérsico para combatir contra el ejército de Irak.


Mientras que los diputados justicialistas, en su gran mayoría, prefirieron evitar hablar del tema en público y sólo algunos salieron a avalar la iniciativa presidencial, la oposición en su conjunto expresó un rotundo rechazo.


Desde el PJ, el diputado Carlos Soria, en consonancia con la opinión del titular de la Comisión de Relaciones Exteriores, Fernando Maurette (PJ), expresó que "la Argentina está inserta en un proceso de globalización que adhiere a las resoluciones de Occidente".


En ese mismo sentido, Soria remarcó que "si las naciones europeas y los Estados Unidos deciden que hay que persuadir al régimen totalitario de Irak y enviar tropas como se hizo en la guerra anterior, habrá que hacerlo".


Sin embargo, desde la oposición no opinaron lo mismo.


El diputado cavallista, Guillermo Francos, expresó a La Nación que "un tema tan sensible y complejo como el envío de tropas para pelear contra Irak debe ser analizado y debatido por el Parlamento".


Francos añadió que "parecería poco seria la actitud asumida por el presidente Menem, ya que un día está de acuerdo en no enviar soldados al Golfo y al otro día dice lo contrario".


Para el legislador cavallista una resolución de esta naturaleza "no puede definirse por decreto sino que obligatoriamente debe ser debatida en el Congreso".
Agotar las vías diplomáticas


Mientras tanto, la Alianza en su conjunto emitió un comunicado donde expresó su rotunda negativa a la eventual decisión presidencial.


De esta manera, la Alianza se inclinó por la alternativa de agotar todas las vías diplomáticas posibles antes de adoptar una actitud belicista.


Por su parte, el diputado frepasista Guillermo Estévez Boero explicó que "el artículo 75 de la Constitución establece expresamente que es atribución del Congreso permitir la salida de fuerzas nacionales fuera del territorio de la Nación. Por lo tanto, el envío de tropas al Golfo violaría, una vez más, la letra constitucional y constituiría una transgresión constante de la división de poderes que practica este régimen".


Estévez Boero también afirmó que "el presidente Menem aspira a tener un poder que ni el mismo Bill Clinton posee, ya que toda vez que los Estado Unidos deciden intervenir militarmente en un país, el presidente necesita la expresa autorización del Congreso norteamericano".


Asimismo, el legislador de origen socialista rechazó el argumento oficial de que sólo se adoptará la decisión de intervenir militarmente si hay una resolución de las Naciones Unidas en ese sentido. Recordó que "ya en 1991, el envío de tropas no fue concretado bajo el pabellón de la UN y la Argentina fue el único país latinoamericano en tomar intervención directa en la región".


Y agregó: "En lugar de instar a que se agoten todas las vías diplomáticas posibles, Menem eligió tomar partido del lado de los belicistas".

15/5/17

CRÓNICA DE UNA GUERRA ANUNCIADA

 ARA SPIRO

 ARA BROWN

 BUQUES DE LA COALISION


PAÍSES INTERVINIENTES


Por: Redacción ELTIEMPO 17 de enero de 1991, 05:00 am

Julio 15: Irak acusa a Kuwait de violar territorios para la explotación de petróleo. Comienzan las amenazas del gobierno iraquí. Julio 22: el canciller de Arabia Saudita, Príncipe Saud, se reúne con el presidente iraquí, Saddam Hussein, para disuadirlo de sus amenazas.

Julio 25: Emiratos Arabes piden ayuda militar a Estados Unidos que comienza a enviar fuerzas al Golfo. Y el presidente egipcio, Hosni Mubarak, se reunió con Saddam Hussein en Bagdad. El mandatario iraquí prometió no invadir a Kuwait.

Agosto 2: Irak invade a Kuwait.

Agosto 3: Estados Unidos anuncia el envío de una fuerza naval al Golfo Pérsico.

Agosto 4: la Comunidad Europea congela activos financieros de Kuwait. Se informa que unos 800 kuwaitíes habrían muerto o quedado heridos desde la invasión.

Agosto 6: el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impone embargo comercial contra Irak.

Agosto 7: el presidente estadounidense George Bush ordena el envío de fuerzas a Arabia Saudita.

Agosto 8: Irak declara la anexión de Kuwait.

Agosto 11: se registran manifestaciones pro-iraquíes en Yemen, Mauritania, Jordania, Libia y la Cisjordania ocupada por Israel.

Agosto 12: Hussein anuncia plan de paz basado en el retiro israelí de territorios ocupados y de efectivos sirios en el Líbano.

Agosto 20: Bagdad ordena el cierre de las embajadas extranjeras en Kuwait.

Agosto 28: Irak declara que Kuwait es su décima novena provincia.

Agosto 31: fracasan las conversaciones en Jordania entre el canciller iraquí Tarek Aziz y el Secretario General de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar.

Septiembre 9: George Bush se reúne con el presidente soviético Mijail Gorbachov en Helsinki. Ambos exhortan a Irak a abandonar Kuwait. Moscú se opone al uso de la fuerza en el Golfo.

Septiembre 22: los precios del petróleo alcanzan su nivel más alto de los últimos nueve años.

Septiembre 25: el Consejo de Seguridad de la ONU decide prohibir todo tráfico aéreo desde y hacia Irak, excepto por razones humanitarias.

Octubre 16: Estados Unidos rechaza cualquier acuerdo que permita a Saddam retener alguna parte de Kuwait.

Noviembre 9: Irak amenaza con reducir la península Arábiga a cenizas. Saddam destituye al jefe del ejército. Bush ordena el envío de otros 100.00 efectivos al Golfo. Moscú dice que probablemente no pueda descartarse el uso de la fuerza.

Noviembre 14: una reunión cumbre árabe de emergencia fracasa cuando Arabia Saudita, Egipto y Siria declaran que las conversaciones son inútiles mientras Irak no acepte retirarse de Kuwait.

Noviembre 18: Saddam ofrece liberar a unos 2.000 occidentales y japoneses retenidos en Irak y Kuwait.

Noviembre 20: Irak anuncia que liberará a todos los rehenes alemanes. Saddam dice que enviará otros 250.000 soldados a Kuwait.

Noviembre 29: el Consejo de Seguridad de la ONU autoriza (con la oposición de Yemen y Cuba y la abstención de China) el empleo de la fuerza contra Irak si Bagdad no retira sus tropas de Kuwait antes del 15 de enero.

Noviembre 30: Irak rechaza el ultimátum de la ONU. Bush invita al canciller iraquí Tareq Aziz a Washington para sostener conversaciones, y ofrece enviar al Secretario de Estado James Baker a Bagdad.

Diciembre 1: Irak acepta la propuesta de Bush sobre conversaciones pero dice que quiere discutir otras cuestiones del Medio Oriente, incluyendo el problema palestino, al mismo tiempo.

Diciembre 6: Saddam sorprende al mundo al ordenar la libertad de todos los rehenes extranjeros.

Diciembre 18: Saddam descarta conversaciones con Estados Unidos si sólo piensa reiterar las resoluciones de la ONU ya rechazadas por Bagdad.

Diciembre 22: Irak dice que jamás se retirará de Kuwait y, si es atacado, recurrirá a armas químicas. Se ahogan 19 militares estadounidenses al regresar a su portaaviones después de licencia en tierra.

Enero 3: Bush dice a Irak que acuda a conversaciones en Suiza en una semana, sin negociaciones sobre Kuwait, o habrá guerra.

Enero 4: Irak acepta enviar a Aziz a entrevistarse con Baker en Ginebra el 9 de enero.

Enero 7: Estados Unidos y Gran Bretaña dicen que no habrá ampliación del plazo dado por la ONU para que Irak se retire de Kuwait.

Enero 9: Baker y Aziz se reúnen en conversaciones en Ginebra para evitar la guerra pero no logran llegar a una solución pacífica. Bush se prepara para la guerra presionando al Congreso para que avale el uso de la fuerza contra Irak.

Enero 12: el Congreso estadounidense realiza una votación y se decide en favor del pedido de Bush. El Secretario General de la ONU Javier Pérez de Cuéllar se traslada a Bagdad para sostener conversaciones con Saddam.

Enero 13: Pérez de Cuéllar se entrevista con Saddam pero no logra persuadirlo a que se retire de Kuwait.

Enero 14: Saddam exhorta a los iraquíes a luchar hasta la muerte para conservar Kuwait.

Enero 14: la Asamblea Nacional iraquí respalda por unanimidad la política inflexible de Saddam sobre Kuwait.
Enero 15: El consejo de Seguridad de la ONU da el aval a la fuerza con armas..

13/5/17

UN BOSQUEJO DEL PROYECTO DE LEY PARA TODOS LOS VETERANOS DE GUERRA NACIONAL E INTERNACIONAL



PROYECTO DE LEY

Leyes sobre casos de guerra

La Cámara Diputados y el Senado de la Nación Argentina

Sin lugar a dudas, la aprobación del presente proyecto resultaría ser un justo reconocimiento a todos los ex combatientes por haber participado en defensa de la Soberanía Nacional e Internacional en donde se sufre las graves consecuencias del enfrentamiento, padeciendo daños irreparables en su salud física o psicológica.

El fundamento de este proyecto, se sostiene en el principio de equidad que debe estar presente en todas las normas y acciones del Estado, con mayor consideración cuando los ciudadanos han resultado afectados en actos del servicio.

Según diversas legislaciones y doctrinas reconocidas, los efectos de la guerra requieren que la ley proporcione un régimen previsional específico a las personas que han sido parte de un conflicto bélico. En ese sentido, es responsabilidad del Estado garantizar y asegurar a quienes perciben el beneficio, un ingreso que les permita desarrollar un respetable nivel de vida.
Ese esfuerzo y sacrificio son motivo de orgullo para todos los argentinos, sabiendo además que aquellos combatientes Argentinos tuvieron que enfrentar a potencias bélicas  dotado de una tecnología claramente superior.

A modo de broche de oro, en reconocimiento y protección generosa de las generaciones futuras, en el año 1939 se promulgo la LEY 12.613, (derogada), que otorgaba una PENSIÓN A DESCENDIENTES DE GUERREROS DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL.

Transcurridas las décadas de 1950, 1960 y 1970, desaparecieron físicamente todas las generaciones de VETERANOS DE LA GUERRAS PATRIAS y sus derechohabientes, quedando el ESTADO NACIONAL liberado del pago de pensiones, premios, recompensas y otros derechos establecidos. Pero quedo una herencia y experiencia fundamental, de gran utilidad para que los gobernantes de la futura Nación Argentina pudieran atender las problemáticas de los VETERANOS DE GUERRA  de los conflictos por venir.

El derecho de los VETERANOS DE GUERRA  en la ARGENTINA tiene 118 años de plena y generosa elaboración, donde legisladores, políticos, abogados, escritores, intelectuales, médicos, militares y pueblo en general, contribuyeron a crear las mejores condiciones posibles para que sus hijos, que un día debieron empuñar las armas y enfrentar al enemigo, luego del fragor de las guerra, pudieran volver a casa y tener una existencia digna, honorable y protegida.

El derecho de los VETERANOS DE GUERRA estuvo vigente en nuestro país en forma intensa y permanente durante los 118 primeros años de nuestra historia, comprendida desde 1822 hasta 1940.

Entre  1940 y 1980, o sea durante 40 años, los Derechos de los VETERANOS DE GUERRA  se fueron opacando a medida que los VETERANOS  de las guerras patrias y sus descendientes fallecían, hasta que ya casi nadie hablaba más de ellos, salvo los libros de historia, en los actos patrios, en los nombres de calles y frente a los monumentos y tumbas que los recordaban.
En otro orden de fundamentación, decimos y jurídico reza, el derecho de la seguridad social tiene raigambre constitucional.

El artículo 14 bis de la Constitución Nacional garantiza los beneficios inherentes a la seguridad social: el seguro social obligatorio, las jubilaciones, las pensiones y la protección integral de la familia.

Un antecedente remoto del Derecho de la Seguridad Social y del actual Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones, fueron las leyes que establecieron un régimen de pensiones, premios, y recompensas para los participantes de las Guerras de la Independencia y de todas las guerras libradas por la ARGENTINA, enunciadas más arriba.

Este moderno y actual derecho de la Seguridad Social, sumado a los antecedentes legales de las pensiones, premios y recompensas otorgadas a los Veteranos de todas las Guerras en que participo la ARGENTINA, conforman un plexo normativo que fundamenta, justicia y respalda el DERECHO DE LOS VETERANOS.

Que conforme a lo expuesto y fundamentos desarrollados a los fines de que la Historia Argentina tome en cuenta la importancia del núcleo familiar de quienes dieron su vida por la Soberanía de nuestra Nacional  e internacional.

Núcleo familiar que debió y debe convivir con todo lo que implica la persona de un Veterano de Guerra y de sabido conocimiento público y que huelga desarrollar, propongo que sean tenidos en cuenta e incorporar una ley actualiza para todos. Para esto se debe cumplir con la Ley 23.554 Ley Nacional de Defensa.

 ARA SPIRO



ARA BROWN

9/5/17

LUIS MARIO OVIEDO EN CANAL 2 DE PUNTA ALTA.



Luis Mario Oviedo Veterano del Golfo Persico en Canal 2 de Punta Alta, peticionando por una ley que nos corresponde por derecho...

Donde dice:

¡¡¡para aquellos que solo buscan discusiones y han tenido innumerables metidas de pata pero en el espejo que se observan los hace verse imprescindibles queda demostrado que solo una persona puede peticionar y por mas que utilicen mentiras jamas pedí por mi solo que conste !!!

La Guerra del Golfo de 1991 fue la primera gran guerra transmitida por TV a todo el mundo





La Guerra del Golfo de 1991 fue la primera gran guerra transmitida por TV a todo el mundo, una guerra que para muchos analistas cambió para siempre la forma de combatir, fue el escenario perfecto para probar las armas y tácticas que durante años habían entrenado para enfrentarse al Pacto de Varsovia en tierras europeas. Aquella confrontacion trajo con los años datos, estadísticas, anécdotas e historias. 



Apesar de no ser casi molestados por los iraquíes, la operación Desert Shield (Escudo del Desierto) tuvo muchísimos accidentes de aparatos aliados. Desde 08/1990 hasta 01/1991 EEUU perdió en accidentes 4 UH-1N, 1 OH-58D, 1 C-5, 1 F-16 A, 2 F-16C, 1 AH-1W, 2 CH-53E, 1 SH-3H, 1 F-15E, 1 RF-4C, 1 F-111F, 1 AH-1S,1 CH-47D y dañados 1 OH-58D, 1 OH-58C, 1 F-16C, 3 UH-60, 1 AH-1S, 1 EA-6B y 1 CH-53E, los británicos perdieron 2 Tornado GR.MK1, 1 Jaguar GR.Mk1, 1F-4F GR.Mk2 y 1 Gazelle AH.MK1, Emiratos Arabes Unidos un Bae Hawk MK.61/63 y Arabia Saudita un Tornado IDS.






El 18 de Agosto de 1990 se produce el primer abordaje de un buque mercante, el crucero USS England intercepta al mercante chino Heng Chung Hai. De los 30.000 buques que transitaron en el periodo 08/1990 al 03/1991, 7.500 fueron interceptados por 165 buques de 19 naciones, 964 fueron abordados, 51 desviados con 1 millón de toneladas de carga no permitida, en 11 ocasiones se realizaron disparos de advertencia y 11 tuvieron que ser tomados.


Ilona Staller

En septiembre de 1990, cuando estaba a punto de comenzar la guerra del Golfo, Ilona Staller, más conocida como la Cicciolina ofreció una noche de placer a Saddam Hussein, a cambio de lograr la paz en Oriente Medio. En Bucarest, agregó que si Saddam hubiera aceptado "quién sabe qué hubiera pasado". Quizá la diva italiana estaría siendo juzgada por crímenes de guerra. Lo haría nuevamente en 2002 pero en ambas ocasiones Saddam desistió la oferta.


Minas antibuques
El 21 de Diciembre de1990 fuerzas navales saudíes descubren la primera mina naval iraquí a la deriva en el campo petrolero de Zuluf. Irak plantó 1.167 minas navales durante Agosto hasta el fin de las hostilidades. Para el 11/04/1991 los buzos y buques anti minas habían destruido 553 minas navales iraquíes.

Los aviones tanqueros KC-10 y KC-135

Los aviones tanqueros KC-10 y KC-135 realizado sobre 51.700 operaciones de reabastecimiento de combustible separados entregando 125 millones de galones (475 millones de litros) de combustible sin perder un solo encuentro programado. 

ARA BROWN




ARA SPIRO

La Argentina desplegó en total unos 500 hombres que fueron en el destructor Almirante Brown, las Corbetas Spiro, Rosales y el buque de aprovisionamiento San Blas, como medios aéreos se usaron 3 helicópteros Alouette III, 2 Boeing 707 y un F.28. Otro país latinoamericano que desplegó militares fue Honduras con 150 hombres.


Missouri

La Guerra del Golfo fue el fin del concepto del acorazado y los grandes cañones. Se desplegaron dos buques clase Iowa que realizaron 83 misiones de fuego: el Missouri disparó 756 rondas de 410mm, lanzó 28 misiles BMG-109 y destruyó 15 minas navales. El Wisconsin: disparó 319 rondas de 410mm y lanzó 24 misiles BMG-109.


El crucero Virginia

El crucero Virginia disparó 2 BMG-109 desde el Mediterráneo siendo el tiro más largo del misil durante la guerra.


Almacenamiento de munición atacado por un B-52


El 29 de Enero de 1991 aviones B-52 atacan la instalación de almacenamiento de municiones en Ar-Rumaylah, provocando una tremenda explosión que fue el equivalente a la de un volcán en erupción.



 

5/5/17

Direccion de Bienestar de la Armada un Veterano del Golfo Persico



Se llevó a cabo, en el tercer piso del Edificio Libertad, la entrega y recepción de la Dirección de Bienestar de la Armada. En dicho acto asumió el cargo el Capitán de Navío Alejandro Daniel Verde en relevo del Capitán de Navío Miguel González




Foto de Archivo: Capitán de Navío Alejandro Verde VGGolfoPerscio

Presidió la ceremonia el director general de Personal y Bienestar de la Armada (DGPN), Contralmirante Guillermo Tyburec, quien ingresó acompañado de los directores entrante y saliente. A su vez, asistió al lugar dotación militar y civil del destino junto a familiares e invitados especiales.





Foto de Archivo; ContraAlmirante Guillermo Tyburec

Presidió la ceremonia el director general de Personal y Bienestar de la Armada (DGPN), Contralmirante Guillermo Tyburec, quien ingresó acompañado de los directores entrante y saliente. A su vez, asistió al lugar dotación militar y civil del destino junto a familiares e invitados especiales.

Para finalizar la ceremonia, se dio lectura de la orden transitoria que designó el cambio de mando y, seguidamente, el Contralmirante Tyburec tomó juramento y puso en funciones al Capitán de Navío Verde.

29/4/17

La guerra del Golfo Pérsico y sus consecuencias 1990-2002


VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE







1990:

El día 2 de agosto, las tropas iraquíes invaden Kuwait y cuatro días después el Consejo de Seguridad de la ONU aprueba un embargo comercial, financiero y militar a Iraq.

Iraq proclamó que se había anexado Kuwait de forma "total e irreversible" como la 19 provincia, mientras unos 4,000 soldados de EEUU llegaban a la base militar saudí de Dahrán, apoyados por aviones y buques británicos.

El día 9 de agosto comenzó la operación "Escudo del desierto" con el despliegue de fuerzas estadounidenses en territorio saudí y el apoyo de otros 27 países.

El día 25 de septiembre, la ONU aprobó la ampliación del bloqueo contra Iraq a todo el tráfico aéreo de pasajeros y mercancías hacia y desde territorio iraquí, mediante la resolución número 670.

El día 15 de octubre salieron de Bagdad los 15 rehenes españoles, tras la mediación de una delegación española no gubernamental.

El día 29 de noviembre, la ONU aprobó la resolución 678, la duodécima desde la invasión, que autorizó el empleo de "todos los medios necesarios" contra Iraq si no se retiraba del Emirato antes del 15 de enero. Sadam rechazó este ultimátum de la ONU.

En diciembre del mismo año fueron liberados más de 3,000 rehenes occidentales que permanecían retenidos en Iraq.

1991:

El día 2 de enero La OTAN acordó el envío de 42 aviones de combate a la frontera de Turquía con Iraq, en la primera implicación militar de la Alianza Atlántica en la crisis.

El día 17 de enero, a las 02.40 hora iraquí (23.40 GMT del 16) empezó la operación "Tormenta del Desierto", con el bombardeo de Bagdad, comenzando la guerra del Golfo, que duró 42 días, hasta el 27 de febrero.

El día 24 del mismo mes, las fuerzas aliadas recuperaron el primer territorio kuwaití tras la invasión: la isla de Qaruh, a 35 kilómetros de la costa saudí. Cinco días después, más de 4,000 soldados iraquíes, apoyados por 80 carros y vehículos blindados, entraron en territorio saudí y atacaron la ciudad de Jafyi, cerca de la frontera kuwaití, que abandonaron el 2 de febrero, rechazados por la fuerza multinacional.

El día 6 de febrero, Iraq rompió relaciones diplomáticas con EEUU, Gran Bretaña, Francia, Italia, Arabia Saudí y Egipto.

El día 24 del mismo mes, a las 4.00, horas saudí (01:00 GMT y 02:00 hora española) comenzó la batalla terrestre. Las fuerzas de la coalición internacional capturaron, al menos, 8,500 prisioneros en el primer día de combate.

Al día siguiente, Sadam Husein ordenó la retirada de sus tropas de territorio kuwaití en un comunicado emitido por Radio Bagdad, coincidiendo con el 30 aniversario de la independencia de Kuwait.

El día 27, los aliados anunciaron la liberación de la ciudad de Kuwait y el embajador iraquí ante la ONU, Abdul Al Ambari, afirmó que Iraq aceptaba todas las resoluciones del Consejo de Seguridad, excepto las que establecían el embargo comercial y el bloqueo aéreo y naval.

El jefe de las fuerzas de la coalición contra Iraq, general Norman Schwarzkopf, afirmó que fueron destruidos 3,008 tanques de los 4.230 con que Iraq comenzó la guerra, 1.856 vehículos blindados, 2.140 piezas de artillería y que 29 de las 40 divisiones iraquíes fueron puestas fuera de combate.

El día 28 de febrero, el entonces presidente de EEUU, George Bush, anunció el fin de las hostilidades en la guerra del Golfo y decreta el alto el fuego.

El día 3 de abril, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó una resolución, la número 687, que fijó duras condiciones a Iraq para un alto el fuego definitivo y ocho días después declaró el "alto al fuego oficial".

Desde entonces se ha librado otra batalla: la diplomática, dirigida por la ONU, mediante un embargo, para obligar a Sadam Husein a eliminar las armas de destrucción masiva, que Estados Unidos asegura que esconde.

Con ese fin, la ONU estableció una serie de mecanismos y la creación de la UNSCOM, una comisión especial encargada de supervisar el desarme de Iraq.


1995:

El 14 de abril el Consejo de Seguridad de la ONU estableció, con el acuerdo de Iraq, el programa "petróleo por alimentos" que inicialmente permitió al país vender mil millones de dólares crudo cada 90 días para adquirir productos básicos para la población.

Este programa ha sido renovado y revisado a lo largo de los años por el Consejo de Seguridad.

1998:

Sadam Husein expulsó a los inspectores de armas de la ONU acusándoles de espías.

1999:

En diciembre, el Consejo de Seguridad de la ONU estableció la Comisión de Control, Verificación e Inspección (UNMOVIC), que presidida por el sueco Hans Blix, fue sucesora de UNSCOM.

2002:

El 25 de septiembre los inspectores de la ONU dirigidos por Blix regresaron a Iraq tras cuatro años de ausencia, respaldados por una nueva resolución (1441) del Consejo de Seguridad, en la que se le da a Bagdad la "última oportunidad" para desarmarse, de lo contrario le advierte que deberá afrontar "graves consecuencias".

EL GENERAL QUE CAMBIO LA GUERRA A HUSSEIN EN EL 1991



Norman Schwarzkopf 


El general que cambió la forma de hacer la guerra.

El general que tuvo un papel central en el conflicto contra Sadam Husein en 1991

Ha fallecido a los 78 años en Tampa el 28/12/2012

Schwarzkopf, en una imagen de 1990.

Schwarzkopf, en una imagen de 1990. D. LONGSTREATH AP
Artífice de una de las mayores victorias de la historia militar norteamericana, el general Norman Schwarzkopf falleció el jueves a los 78 años de edad, en su residencia de Tampa, en Florida, según confirmó el Pentágono. La causa fue una neumonía, que había contraído de forma reciente.

Al mando del Comando Central de Estados Unidos, en 1991 orquestó la liberación de Kuwait de las fuerzas invasoras iraquíes en la llamada Guerra del Golfo, inaugurando una nueva forma de hacer la guerra, menos dependiente de las operaciones terrestres de infantería al uso.

Schwarzkopf (Trenton, 1934) emergió en los años 90 del siglo pasado de una relativa oscuridad para liderar a las fuerzas norteamericanas en un tipo de conflicto muy diferente a los que EE UU había visto hasta aquel punto en el siglo XX. La primera Guerra del Golfo la decidieron una serie de operaciones aéreas que debilitaron notablemente al enemigo iraquí, con un número muy reducido de bajas entre las filas aliadas.

Sólo murieron en operaciones directas de combate 147 soldados norteamericanos. Atrás quedaban los 58.156 estadounidenses fallecidos en el largo conflicto en Vietnam.

El general conocía bien las lecciones de Vietnam, porque allí había servido en dos ocasiones. Primero, como capitán. Luego, como teniente coronel y comandante de brigada. En su segunda misión en el país asiático fue herido en tres ocasiones y ganó tres Medallas de Plata a la valentía en el campo de batalla.

Un episodio muy citado, de 1970, es aquel en el que varios de sus hombres quedaron atrapados en la península de Batangan, en un campo sembrado de minas. El general ya había sido evacuado, en helicóptero, pero decidió regresar y apearse, para permanecer con sus soldados y liderarles en aquel trance.

Schwarzkopf avanzó en los rangos castrenses y en 1988 fue ascendido a general, y jefe del Comando Central de EE UU. En agosto de 1990, Irak invadió Kuwait. Después de recorrer y agotar las vías diplomáticas, EE UU, al frente de una coalición de una treintena de naciones, pasó al ataque, en la madrugada del 17 de enero de 1991.

La llamada Operación Tormenta del Desierto quedó inaugurada con una serie de misiones aéreas que diezmaron rápida y notablemente a las fuerzas iraquíes. Aquello dio paso a una operación de infantería, por la vía terrestre, que en 100 horas quebró al ejército iraquí e impuso un alto el fuego. El conflicto acabó el 28 de febrero.

El general, dado a hablar frecuentemente con los medios y a expresarse con una franqueza al borde de la brusquedad, era un soldado hecho de una madera como no se había visto desde los tiempos de Dwight Eisenhower o Douglas MacArthur, en los lejanos años de la Segunda Guerra Mundial. Cuando representantes iraquíes se disponían a reunirse con él y otros norteamericanos, días después de su derrota, el general declaró a la agencia Associated Press: “Esto no es una negociación. No estoy aquí para ofrecer nada”.

Hubo algo que George Bush padre y el general Schwarzkopf no hicieron en 1991: marchar sobre Bagdad y derrocar a Sadam Husein. De ello se encargaría el segundo Bush, en una guerra iniciada en 2003 que se cobraría las vidas de 4.400 soldados norteamericanos.

En aquella segunda guerra de EE UU en Irak, el presidente Bush tardó sólo 44 días en proclamar victoria a bordo de un portaaviones, cuando quedaban aun más de ocho años para que el último soldado norteamericano abandonara el país, por orden de Barack Obama.

El general Schwarzkopf, que había apoyado la candidatura a la presidencia de Bush hijo, fue muy crítico con la forma en que se planificó y se ejecutó la segunda guerra iraquí. “Desde muy temprano en la misión se asumió que la ciudadanía iraquí estaría esperando a que llegáramos allí”, dijo en una entrevista en el canal MSNBC en 2004. “Cabe recordar que en algún punto alguien dijo que se lanzarían flores a nuestro paso según legaríamos a Bagdad. Aquello mostró una falta total de entendimiento de la cultura con la que tratamos allí”.

“Con el fallecimiento del general Norman Schwarzkopf hemos perdido a alguien genuinamente americano”, dijo el presidente Obama, en un comunicado, el jueves. “Desde el servicio por el que se le condecoró en Vietnam a la histórica liberación de Kuwait, y su liderazgo al frente del Comando Central de EE UU, el general Schwarzkopf defendió orgulloso al ejército al que amaba”. El secretario de Defensa, Leon Panetta, le calificó, por su parte, de “uno de los grandes gigantes militares del siglo XX”.

Schwarzkopf había nacido en Trenton, Nueva Jersey, en 1934. Se licenció en ciencias por la universidad militar de West Point. Posteriormente obtuvo un máster en ingeniería mecánica por la Universidad de Southern California, especializándose en tecnología de misiles guiados. Bush padre le concedió la Medalla al Honor, una de las condecoraciones civiles más altas que se otorgan en EE UU. Le sobreviven su mujer, Brenda Holsinger, con quien se casó en 1968, además de dos hijas y un hijo.

27/4/17

Un mundo sin GPS, que pasaría...



Los sistemas de geolocalización se estrenaron hace 25 años con fines militares en la guerra del Golfo. Hoy nos tienen rodeados

Todos hemos sentido escalofríos alguna vez al pensar lo que ocurriría si se apagara Internet, justo ahora que nadie tiene ya un mapa del metro a mano ni un tomo de las páginas amarillas en casa, cuando hacer un trámite en persona no solo resulta trasnochado, sino a menudo impracticable, cuando el amor y las finanzas, las ciencias y las letras ya casi solo existen en la Red. Pronto nos pasará lo mismo con el GPS. Si mañana un cataclismo espacial o una visita de Darth Vader destruyera el enjambre de satélites de posicionamiento global que nos orbita a 20.000 kilómetros de la Tierra, ya casi no sabríamos ni volver a casa.





Fotografía proporcionada por el Ejército de EE UU con soldados de la 101ª División Aerotransportada consultando un mapa con la ayuda de un GPS durante la guerra del Golfo (1990-1991).

En cierto sentido­ —esto es, en el mal sentido—, el GPS nos tiene rodeados, localizados y supervisados las 24 horas del día. Tu teléfono sabe si estás en el barrio de Justicia de Madrid o en un pueblo de Cáceres, y si no precisa la calle y el portal es solo por falsa modestia. Las compañías telefónicas disponen de tal tsunami de datos sobre los desplazamientos diarios de la gente que físicos de la complejidad como Albert Laszlo Barabasi los han podido utilizar para descubrir principios generales del comportamiento humano. Sin nombres ni apellidos, pero con la posición definida con la exactitud de un reloj atómico.

Pocos taxis quedarán sin GPS ­—aunque yo cogí uno hace poco, fue horrible—, como también pocos autobuses, que informan de su posición en ruta para que los pasajeros que aguantan la lluvia racheada en la parada sepan exactamente la que les espera. 

Ya hay granjas experimentales en Europa que ponen GPS en los tractores para mejorar la gestión de los cultivos, y tal vez pronto para automatizar su cosecha, como un primer paso hacia el roboticultor. La base de datos bibliográfica de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos recogen docenas de investigaciones en el último año sobre el uso del GPS en los deportes. Y hasta los chicos del departamento financiero se han enganchado al sistema para registrar las operaciones con precisión espacio-temporal.

Sí, un mundo sin GPS empieza a dar también escalofríos.

Por todo ello, cuesta trabajo recordar que el sistema de posicionamiento global (global positioning system, GPS) se usó por primera vez hace solo 25 años. Con un fin militar, por supuesto: la Operación Tormenta del Desierto, como bautizó el Pentágono a la primera guerra del Golfo (1990-1991). Fue esencial allí para que las tropas terrestres de la coalición pudieran orientarse por el desierto, un terreno con un perfil geográfico tan monótono que había sido hasta entonces la pesadilla de cualquier estratega. Por entonces el sistema era peor que el que llevamos hoy en el coche: solo contaba con 16 de los 24 satélites necesarios en órbita, y por tanto solo cubría 19 horas al día, en lugar de las 24 actuales.

Se dice a menudo que la tecnología va por delante de la legislación. Como se ve, los militares van incluso por delante de la tecnología. Muchas veces tiran de ella, y este es un caso claro. Los tres inventores del GPS tuvieron una relación muy estrecha con el Ejército de Estados Unidos. Roger Easton, que murió hace dos años, ya era un físico del Laboratorio de Investigación Naval desde los años cincuenta; Ivan Getting, fallecido en 2003, ya era un ingeniero militar durante la II Guerra Mundial, cuando contribuyó a parar algunas de las bombas V-1 que los alemanes dirigieron contra Londres, y el ingeniero Bradford Parkinson sigue siendo un coronel retirado de las fuerzas aéreas.

Dos tercios de la munición que se usa contra el ISIS dependen de un modo u otro de esta tecnología

Aún hoy, y pese a su universalización en la vida civil, el GPS sigue teniendo un uso militar esencial, y más avanzado que el civil. Según los datos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, dos tercios de las municiones que se usan hoy contra el Estado Islámico (ISIS, en inglés) dependen de un modo u otro de sistemas de dirección por GPS.

En sentido estricto, las siglas GPS se refieren solo al sistema norteamericano de 24 satélites, que fue el primero, y también el primero en facilitar una versión civil pública a todo el planeta, lo que ocurrió bajo la Administración de Bill Clinton, a mediados de los años noventa. Rusia mantiene también su propia constelación (Glonass, por global navigation satellite system). La Unión Europea tiene desde 2007 su propio proyecto, llamado apropiadamente Galileo, y que estará en operación completa dentro de cuatro años, presupuesto mediante. Y China, que desde hace tiempo es una potencia espacial, lanzó sus dos primeros satélites de posicionamiento en 2000, y también prevé tener en órbita la red completa para 2020. Se llamará BeiDou-2.

Los detalles técnicos no parecen encajar en un suplemento llamado Ideas, pero hay algo de ciencia muy profunda en el GPS que sí lo merece. El sistema determina tu posición midiendo la distancia que te separa de tres, cuatro o más satélites. Pero calcula la distancia midiendo el tiempo que la señal tarda en viajar de tu coche a cada satélite, que es solo de una fracción de segundo. Esto implica dos cosas. Primera, que los satélites necesitan llevar incorporados los relojes más precisos que existen hoy, basados en las oscilaciones de los átomos de cesio. Son relojes avalados por la física cuántica, con un montón de conocimiento detrás.

Uno de los primeros GPS. GETTY (foto)




La segunda es nada menos que la relatividad de Einstein, el fundamento de la cosmología moderna. Los satélites se mueven ahí arriba a 14.000 kilómetros por hora, lo bastante deprisa para que el tiempo transcurra más despacio allí que aquí, según la relatividad especial que Einstein formuló en 1905. 

Pero, además, como los satélites están a 20.000 kilómetros de altura, la gravedad allí es menor que aquí, y eso hace que el tiempo transcurra allí más deprisa que aquí, según la relatividad general que Einstein formuló 10 años después. 

Combinando un efecto con el otro, se puede calcular que los relojes atómicos de los satélites tienen un desfase de 38 microsegundos al día con los nuestros. Es lo bastante para causar un error de 11 kilómetros en el cálculo de la posición y, en consecuencia, arruinar por completo el sistema entero.

En ese sentido, el GPS funciona gracias a Einstein. Al menos él era civil.

23/4/17

Buques de Guerra en Acción en el Golfo Persico 1991 (COALISION INTERNACIONAL)



VETERANOS DE AYER, HOY Y SIEMPRE



MAS CLARO QUE ESTO, IMPOSIBLE SEGUIRÉ LUCHANDO POR UNA CAUSA JUSTA. ADEMAS DE CONTAR EL COMANDANTE DEL ARA BROWN CUALES FUERON LOS MOVIMIENTOS NO QUEDA MAS QUE EXPLICAR.
SEÑORES DEL GOBIERNO Y LEGISLADORES NO HAY EXCUSA PARA ESTA MISIÓN DONDE HOY EL PAÍS SE NUTRE DE EMPRESARIOS ÁRABES PARA QUE VENGAN CAPITALES AL NUESTRO...






LA ARMADA ARGENTINA EN EL GOLFO PÉRSICO

Introducción

En la madrugada del 02 AGOSTO, 1990, las tropas iraquíes de Saddam Hussein invadieron el Emirato Kuwaití. En un ingreso a sangre y fuego, las poderosas FFAA armadas iraquíes aniquilaron la resistencia kuwaití y anexaron al Emirato a su territorio. La respuesta internacional no se hizo esperar, y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas autorizó la creación de una Fuerza Multinacional para restablecer la independencia de Kuwait, en los términos del Cap. VII de la carta de la ONU. Esta resolución no tenía precedentes, dado que el accionar del Consejo de Seguridad había estado bloqueado por la tensión Este-Oeste en casos análogos.

Las resoluciones fueron: 661/90 (imposición del embargo total a Irak), 665/90 (autorización al uso de la fuerza para imponer sanciones económicas) y 678/90 (autorización al uso de la fuerza militar para liberar Kuwait).
Dentro de la política exterior de la administración Menem, se valoraba especialmente la recomposición de relaciones con el bloque Occidental, deterioradas por la Guerra del Atlántico Sur y la política exterior de la administración Alfonsín. Una forma de obtenerla era la participación activa en organismos multilaterales, abandonando la política aislacionista de décadas anteriores.

A su vez, se quería proyectar la imagen de un país comprometido con el Orden Legal Internacional. Parafraseando a Clausewitz, podemos decir que "la actividad militar es la continuación de la política por otros medios". Se necesitaba dar una señal del nuevo rumbo de las relaciones internacionales de la Argentina.

Y para dicha misión se llamó a la Armada Argentina (ARA), que se constituyó, como bien dijo el Almirante Ferrer en la Memoria del Estado Mayor Conjunto de 1991, en el "brazo armado de la política exterior de la Nación".

Alistamiento de las Unidades

Es así que el Presidente de la Nación, Dr. Dn. Carlos Saúl Menem, en su carácter de Comandante en Jefe de las FFAA, ordenó el 18 SEP 1990 el alistamiento de medios navales para apoyar la operación "Desert Shield" (Escudo del Desierto). El operativo a cumplir fue llamado Alfil por la ARA. Para llevarlo a cabo, se creó el Grupo de Tareas (GT) 88.0, bajo el mando del CN D. Eduardo A. Rosenthal. Dicho GT estaba compuesto por:


Destructor Misilística Clase MEKO 360H2 ARA (D-10) Almirante Brown asignado a la 2da. Div. de Destructores, CF D. Alejandro Tierno.


Corbeta Misilística Clase MEKO 140A16 ARA (P-43) Spiro; asignado a la 2da. Div. de Corbetas CF D. Oscar González


Sección de 2 Helicópteros SA-316B Alouette III, características 3-H-109 y 3-H-112; asignados a la 1ra. Esc. Aeronaval de Helicópteros, CC Alomar


La Prensa

Entrevista a un militar argentino que estuvo en la guerra del Golfo
Cuando el Golfo estaba en llamas
Hace diez años el capitán de navío Alejando José Tierno, junto a 225 hombres del destructor "Almirante Brown", cumplía delicadas misiones frente Arabia y los emiratos. Abordó 500 buques para comprobar que no llevaran carga a los puertos de Irak. El mayor sinsabor fueron las larguísimas horas de insomnio.

POR AGUSTIN DE BEITIA LA PRENSA

El capitán de navío (R) Alejandro José Tierno, de 56 años, se considera un privilegiado por haber participado en la guerra del golfo Pérsico. Fue el comandante del destructor ARA "Almirante Brown", con 225 hombres bajo su mando.
Fue distinguido por la Armada Argentina y condecorado por los gobiernos de Arabia Saudita y de Kuwait, medallas que se suman a una distinción por la guerra de Malvinas. Nunca olvidará las noches de insomnio, el ballet de los cazas norteamericanos y los festejos con que lo recibieron los kuwaitíes.

-¿Cuándo fue informado de que debía partir hacia el golfo?

-Diez días antes de zarpar. Salimos el 25 de septiembre de 1990 y fue un verdadero logro haber zarpado en buenas condiciones con un plazo tan corto. Fíjese que los buques de Estados Unidos tienen un tiempo de preparación de seis meses.

-¿Actuar bajo el mandato de Naciones Unidas podía significar una multiplicación de órdenes diversas? ¿Eso aumentaba la incertidumbre?

-No. Desde el momento de zarpar siempre recibimos órdenes desde Buenos Aires. El comando superior era ejercido por el comando de operaciones navales. Todas las indicaciones sobre cómo proceder fueron preparadas por el comando de operaciones navales, teniendo en cuenta las recomendaciones que al respecto recibía del Ministerio de Relaciones Exteriores.
-En ese momento existía un debate político sobre el alcance que tenía la misión argentina...

-Yo siempre recibí órdenes muy claras. Es cierto que al principio hubo una disidencia política sobre la cuestión. Pero el gobierno tenía una idea muy firme y el Congreso aprobó después una ley que autorizaba específicamente la operación de los buques bajo determinadas condiciones.

-¿Cuánto tiempo tardó en llegar al golfo?

-Cruzamos el canal de Suez -es decir, entramos en el teatro de operaciones- a fines de octubre. Quiere decir que tardamos casi un mes. Durante el traslado debimos detenernos durante cuatro o cinco días en un polígono que tiene la OTAN en Italia para ajustar nuestros equipos magnéticos de defensa contra las minas, que estaban calibrados para el hemisferio Sur. Es un sistema que modifica el campo magnético de las minas y depende de la latitud a que uno se encuentre.

-¿Cuál fue su ubicación en la zona?

-Hasta el comienzo de la guerra, el 16 de enero de 1991, estuvimos en las proximidades del estrecho de Ormuz para garantizar la interdicción que pesaba sobre los buques que se dirigían a Irak. Era una interdicción, no un bloqueo, porque no había sido declarada la guerra. Después nos desplazamos a una zona situada frente a las costas de Arabia Saudita, Qatar, Bahréin.

-¿Ustedes se integraron a una flotilla en particular?

-En el área operaban cuatro grupos de portaaviones, más todas las escoltas de esos cuatro grupos, y buques de doce naciones. Había en total unos 170 barcos de guerra y otros 500 buques de apoyo logístico, es decir, los que transportaban municiones, combustible, víveres a la flota aliada, y dos buques hospital completos.

Por otra parte, hasta que comenzó la guerra, pasaban muchos buques comerciales con petróleo, cereales y otros productos. El tránsito marítimo era entonces muy intenso. Era un enjambre. El radar estaba lleno de ecos.

-¿Cuál era la tarea de las naves argentinas?

-En la primera etapa teníamos asignado un sector dentro del cual debíamos inspeccionar buques para verificar que no llevaran cargas a los puertos de Irak, en contravención a las resoluciones de Naciones Unidas.

En ese período inspeccionamos junto con la corbeta ARA Spiro unos 500 buques. A partir del comienzo de la guerra nuestra función fue la de brindar seguridad a los trenes de reaprovisionamiento logístico de la flota aliada. Cada noche se armaba un convoy para llevar municiones, combustible y víveres hasta los portaaviones o grupos anfibios, y nosotros debíamos darle custodia.

-¿Llegó a disparar con el "Almirante Brown"?

-Hicimos disparos con armas menores, que fueron intimidatorios Ambas unidades navales regresaban de sendas navegaciones: el D-10 de la fase Pre-UNITAS y la P-43 de una navegación de control del mar. En el escaso tiempo de una semana se alistaron ambas unidades, y el 25 de Septiembre zarparon. Para llegar al área de operaciones se eligió una ruta prima facie más larga, a través de la costa africana y el mediterráneo, pero que permitió tener cerca puntos de eventual apoyo logístico. A su vez, permitió incorporar equipos de comunicaciones de la US Navy en la base de Rota (Reino de España) y efectuar el degaussing (medición y calibrado de firma magnética para la guerra de minas) en el polígono de La Spezia (Italia).



El GT 88.0 en el área de operaciones

Durante la Operación Desert Shield (hasta el 15 ENE 1991), la misión era de control del tránsito marítimo y del embargo de materiales, mercadería y carga que fuesen a o proviniesen de Irak o Kuwait.

Desde el 15 ENE 1991, la misión se amplió al mantenimiento de las líneas de comunicaciones marítimas para las fuerzas de la Coalición, patrulla de área en soporte de dichas fuerzas y escolta del tren logístico desde Omán hasta la costa kuwaití, donde estaban en estación permanente los buques capitales (portaaviones, cruceros, portahelicópteros) de la coalición.

Esta ampliación de la misión original fue permitida por la Ley 23904 del Congreso de la Nación, que facultó al PEN para autorizar una participación más activa en las operaciones.

Ambas fases operativas impusieron una mecánica propia. A saber:

Hasta el 15 ENE 1991: Patrullaje de 14 días continuados, con 3 o 4 días de descanso en puerto para reaprovisionamiento.

Desde el 15 ENE 1991: Patrullaje continuo, sólo con entradas ocasionales a puerto.

Cabe destacar que las dotaciones de ambos buques fueron las dotaciones regulares de tiempo de paz con el agregado de más hombres para cumplir cualquier eventualidad. En el área de operaciones, el D-10 navegó más de 25000 NM y la P43 más de 23000.


Las estadísticas totales de misión nos dejan un total de 570 interceptaciones y 17 misiones de escolta, cubriendo escolta de 29 naves de la coalición. Estas misiones implicaron que el GT abriese 4 veces fuego. En cuanto a la sección destacada de la EA1H, ésta realizó 67 vuelos. Un accidente operativo (falla de turbina), afortunadamente sin víctimas, redujo el parque aéreo del GT a un solo aparato. La aeronave accidentada fue rescatada pero se consideró su reparación demasiado onerosa.


Helicóptero Allutte III por fallas mecánica cae al mar (Argentina)

Se operó junto a buques de las Armadas Belga, Española, Inglesa, Australiana, Canadiense, Danesa, Noruega, Estadounidense, Francesa, Italiana y Holandesa. En el plano comunicaciones se logró un nivel aceptable de interacción de equipos mas no el óptimo. Ello impidió que el GT 88.0 pudiese efectuar misiones en la boca Norte del Golfo, cerca de la costa Kuwaití. Sin embargo, cabe destacar que el GT 88.0, pese a esta limitación, intervino más al norte que, por ejemplo, la Royal Canadá Navy o la Royal Australiana Navy, sin desmerecer la tarea de estas dos Armadas, con las que se crearon nuevos lazos profesionales. El mayor problema de compatibilidad se dio en el re- abastecimiento de combustible, dado que el GT 88.0 usaba el sistema NATO Quick Ralease mientras que los buques cisterna usaban como standard el RAS (Refuelling Along Side) probe, lo que obligaba al cisterna a cambiar sus sondas en cada operación

En cuanto a los sistemas de armas de a bordo, se agregaron cañones de 20mm sobre las bandas como medio de defensa contra ataques terroristas, de buzos o de embarcaciones menores, principalmente en las entradas y salidas a puerto, donde los buques son más vulnerables.

Dichas medidas fueron acertadas, pues este es un peligro permanente en esa sensible región, como lamentablemente se comprobó hace escasos meses en Yemen. En otros sistemas, se modificó el software SEWACO para tener una respuesta automática a la amenaza misilística, dado que Irak hacía uso profuso del misil anti buque AM-39 Exocet, arma cuya letalidad la ARA conocía por ser de dotación de los Super Etendards de la ARA que hundieron al HMS Sheffield y al ACL Atlantic Conveyor en el conflicto del Atlántico Sur. A su vez, se recorrieron los sistemas de guerra Nuclear, Bacteriológica y Química (NBQ).

El GT 88.1

En Febrero partió un nuevo GT a relevar al GT 88.0. EL GT 88.0 dio por finalizada la fase I del operativo Alfil y se replegó a la Base Naval Puerto Belgrano. El D-10 regresó el 25 ABR 1991, y la P-43 el 24 MAY 1991. El GT 88.1, al mando del CN D. Rodolfo Hasenbalg. Dicho GT tuvo una composición distinta por la evolución de la situación militar, se prefirió cambiar al Destructor del Grupo (en este caso, el ARA La Argentina, [D-11]) por un transporte cargado con medicinas, alimentos y material de ayuda humanitaria. El grupo se constituyó por:



Corbeta Misilística Clase MEKO 140A16 ARA (P-42) Rosales; asignada a la 2da Div. de Corbetas, CF D. Héctor Tebaldi (hasta el 31 MAY 1991)/CC D. Pablo C. Rossi (desde el 01JUN 1991)


(Transporte Clase Costa Sur ARA (B-4) Bahía San Blas; Comando de Transportes Navales

La P-42 cumplió misiones de patrullaje y escolta, agregada al comando naval multinacional. Dicha nave logró unas 326 intercepciones. Posteriormente, realizó maniobras combinadas con las Armadas Española, Inglesa y Estadounidense. La Rosales recibió apoyo logístico de buques franceses y australianos. La orden de regreso del GT 88.1 fue emitida el 23 MAY 1991. Su arribo se produjo en Buenos Aires en JULIO 1991. Para el 02 AGOSTO de 1991, la misión del GT 88.1 estaba finalizada.

Conclusión

Las consecuencias de la misión encomendada a ambos GT's se pueden dividir en dos: aquellas que hacen a la Argentina y aquellas que hacen a los hombres de nuestra Armada.

Para la Argentina significó la inserción de pleno derecho en el nuevo orden mundial de la post-guerra fría. Significó un voto de confianza en organismos internacionales y el abandono de una postura aislacionista. Los beneficios políticos de la intervención en la guerra del Golfo Pérsico también inauguró una nueva y aspiciosa fase entre los Estados Unidos y la Argentina, con su punto cumbre en la reciente designación de la Argentina como Major Non-Nato Ally, es decir, Gran Aliado Extra OTAN. El aporte de la ARA con su abnegación y sacrificio durante Desert Shield y Desert Storm fue, probablemente, uno de los factores determinantes de dicha decisión.

La intervención de la ARA en el Golfo fue el punto de inflexión de las relaciones argentinas en el hemisferio occidental. Como dijo un jefe de la Armada Italiana: "Antes Ustedes eran amigos, ahora son aliados". Y es una verdad de las relaciones internacionales que nadie se alia con una potencia débil, por muy "simpática" que esta sea. El reconocimiento también se manifestó cuando una delegación militar argentina fue invitada al desfile de la victoria aliada en New York City, donde flameó orgulloso el pabellón del GT 88.0


Para la Armada implicó probarse a sí misma que poseía en su Flota de Mar medios y personal adecuados para tomar una importante parte en un evento militar internacional. Los comentarios de Jefes navales extranjeros que tomaron parte de las operaciones combinadas con la ARA fueron más que elogiosos. Aquí transcribimos algunos párrafos:


A los GT 88.0 y 88.1:(...)"El mundo no olvidará jamás la gran contribución realizada por los Oficiales y tripulaciones del ARA Brown, ARA Spiro, ARA Rosales y ARA San Blas por el buen trabajo realizado. Esperamos continuar manteniendo una estrecha relación de trabajo en el futuro."(...) Almirante D. Frank B. Kelso II, United States Navy.

Al GT 88.0: (...)"El apoyo que Vd. le ha dado a la Fuerza Combinada Logística ha sido superlativo. Desearía contar siempre con el profesionalismo con que Vd. hábilmente organizó los" paquidermos" bajo su control."(...) Capitán de Navío Dusty Miller, Royal Canadian Navy.

Al GT 88.1: (...)"Cuando abandonen esta región llevarán consigo la admiración y el respeto de toda la fuerza de interceptación marítima multinacional. Desde su despliegue han sumado más de 350 interceptaciones lo que significa un impresionante logro.

El profesionalismo, la dedicación y la destreza que ustedes han demostrado en las aguas del Norte ha sido la piedra angular de nuestro esfuerzo multinacional. Tienen todo el derecho de sentirse orgullosos, ya que su aporte fue parte fundamental del éxito total de estas operaciones históricas."(...) Contraalmirante R. A. K. Taylor, United States Navy.


No debemos subestimar el aporte que este éxito y reconocimiento hizo a la moral de los hombres de mar. Después de la victoria aliada en Tormenta del Desierto, el "Síndrome Malvinas" se había "exorcizado". Las fuerzas de superficie de la ARA se destacaron, aun operando junto a las flotas más poderosas del mundo. Y demostraron que, con equipo adecuado, el valor, la abnegación y el profesionalismo de los hombres de la Armada rinden sus frutos.

21/4/17

Argentina no está en guerra: “es el mundo”

VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE




POR LA REDACCIÓN , 9 FEBRERO, 1991 ARCHIVO, EDICION MEXICO

Argentina no está en guerra: “es el mundo”
Menem envió contingentes al Pérsico, pero dice que no van a combatir
Ximena Ortúzar


 Un brinde por el esfuerzo o gestión de las Naves en el Golfo



 Cuando creia que los Petrodolares ya estaban seguros

Ex Caciller Guido Ditella

BUENOS AIRES – “Argentina esta en guerra con Irak”, afirmó categórico el presidente Carlos Menem, en la mañana del 17 de enero, conocidas ya las noticias del inicio de las hostilidades en el Golfo Pérsico

Acosado por la prensa, el mandatario argentino pretendió tranquilizar a la opinión pública con un vaticinio que contrarrestara el estupor causado por sus propias declaraciones Aventuro: “Aunque los expertos y técnicos calculan que la guerra durara de tres a diez días, yo creo que durara cinco días” No tranquilizó a nadie Entonces, el 18 de enero, se desdijo y aseveró: “Nunca dije que estamos en guerra Es el mundo el esta en guerra”

Lo único que obtuvo fue poner de nueva cuenta en el tapete el debate iniciado cuatro meses antes, cuando por decisión personal y sin consultar, al Congreso comprometió el envío de dos naves y 311 efectivos militares al Golfo Pérsico A las reclamaciones de los parlamentarios —incluyendo algunos del Partido Justicialista, al cual pertenece Menem— se sumaron las de organizaciones sociales, de defensa de los derechos humanos, de profesionales y estudiantes, etcétera Nada logró hacer variar la decisión del gobernante

El entonces canciller y hoy ministro de Economía, Domingo Cavallo, explicó ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, el 18 de septiembre: “El envío de efectivos militares argentinos al Golfo Pérsico es la principal contribución de la Argentina a la construcción del nuevo orden que emerge al finalizar la guerra fría”

Y el propio presidente Menem afirmó: “Con estas operaciones, Argentina demuestra que esta cambiando la historia del país con ideas nuevas, modernas, de avanzada, de cambio, revolucionarias, si les gusta más esa expresión” Y aseguró que con tal medida su país se ponía “a la vanguardia, reinsertándose en el mundo”

PASAPORTE AL PRIMER MUNDO

El 19 de septiembre, desde Washington, George Bush felicitó a Menem por su decisión Era la octava carta que el mandatario estadunidense enviaba a su homólogo argentino Pero esta vez incluyó un párrafo gratificante para el presidente sudamericano Dijo Bush que la decisión de Menem “constituye un ejemplo de su firme determinación de que Argentina desempeñe un papel preponderante y destacado en los asuntos mundiales”

“Vamos bien, concluyeron los miembros del gobierno argentino Abundaron entonces los pronósticos: ahora comenzarían a proliferar las inversiones extranjeras —y principalmente norteamericanas— en el país; la deuda externa podría ser renegociada en un plano casi casi “de tu a tu”, se podría exigir de Estados Unidos el fin de las medidas proteccionistas y restrictivas que afectan las exportaciones argentinas al país del norte etcétera

Pero fue precisamente el embajador de EU en Argentina —Terence Todman— quien bajó el perfil de las expectativas gubernamentales Lo hizo el 23 de septiembre, al aclarar que el envío de tropas argentinas al Golfo no se traduciría en un mayor flujo de capitales de Estados Unidos a este país y que tampoco suponía un trato preferencial de los bancos acreedores en la deuda externa

Diputados de la oposición, algunos del justicialismo intentaron, sin éxito, que los entonces ministros de Relaciones Exteriores Domingo Cavallo, y de la Defensa, Humberto Romero comparecieran a explicar por que el Ejecutivo había pasado por alto el articulo 67, inciso 24, de la Constitución Política, según el cual es el Congreso de la Nación el que autoriza la salida de tropas del territorio nacional No lograron su objetivo Cuestión de quórum Con su práctica de hechos consumados, acusaron, Menem no sólo adoptó una decisión inconstitucional, sino que ademas provocó un conflicto de poderes Pragmático, Menem replicó “La decisión está tomada

Los que estén de acuerdo, en buena hora los que no, mala suerte”
¿Cuales serán las ventajas del envío de tropas y quien pagara el costo? insistieron los opositores

De lo segundo no hay que preocuparse: los 16 millones que costara la operación serán pagados por el fondo solidario de los países involucrados en el conflicto y de la ONU, explicó el Comandante en Jefe de la Armada Argentina, contralmirante Jorge Ferrer

De las ventajas se hablaría después


CONTRA VIENTO Y MAREA

El 25 de septiembre de 1990, a las 11:30, zarparon desde Puerto Belgrano, Bahía Blanca (600 kilómetros al sudoeste de Buenos Aires), el destructor “Almirante Brown” y la corbeta misilera “Spiro”, llevando a bordo a los 311 oficiales y suboficiales de las tres armas de las Fuerzas Armadas argentinas, que forman “la fuerza argentina de paz en el conflicto del Golfo Pérsico”

Había dudas acerca del papel que esas fuerzas desempeñarían en la zona de conflicto Se recalcó una vez más que su objetivo sería hacer cumplir el embargo económico decretado contra Irak Nada más
Las dudas subsistían y fueron cáusticamente ejemplificadas por el matutino Página 12, que como nota principal de portada y a raíz del anuncio del envío de tropas publicó un cartón en el cual dos estrategas militares asignan tareas a las fuerzas de los diversos países participantes en caso de estallar la guerra


¿La misión del contingente argentino? “Rendirse, si se da el caso”

A estas dudas intentó salir al paso el jefe del Estado Mayor Conjunto, vicealmirante Emilio Osses, afirmando- “Nuestras fuerzas armadas cuentan con una experiencia militar muy valiosa, resultado de la guerra de Las Malvinas y de la lucha contra la subversión, la que quedara demostrada en el Golfo Pérsico”

El entonces ministro Romero dio la orden de zarpar Los acordes de la marcha “Valiente muchacha de la Armada” resonaron a cargo de una banda militar Unas 400 personas —familiares y amigos de la muchacha— agrupadas en la plataforma del puerto dieron rienda suelta a la emoción Rodaron lagrimas que empaparon los blancos pañuelos del adiós en el aire También la banda se emocionó y algunos acordes sonaron falsos

A esa misma hora, en Buenos Aires, en la Plaza San Martín y frente al monumento a los caídos en la guerra de Las Malvinas en 1982, casi un millar de personas se contra manifestaba por el envío de tropas a la zona de conflicto Hubo dirigentes políticos, diputados, defensores de derechos humanos, madres de la Plaza de Mayo, familiares de desaparecidos, excombatientes de Malvinas, sindicalistas

En el Predio Ferial, el presidente Menem visitaba una exposición industrial argentino-japonesa Para suplir su ausencia en Puerto Belgrano a la hora de despedir a los efectivos castrenses, envió un mensaje a la tripulación de ambas naves Uno de sus párrafos: “Les pido que con fe, esperanza y capacidad, que ustedes tienen, dejen bien sentado el prestigio de nuestro país” Consultado por la prensa al salir de la exposición, Menem descalificó a sus detractores

Dijo: “Pueden hacer cien, mil, un millón de marchas los sectores de la izquierda y de la ultraizquierda Pueden hacer cien mil marchas las juventudes políticas, pero la decisión no se modificara”

Todo estaba dicho Y hecho Las dos naves de la Armada y dos aviones, un Hércules c-30 y un Boeing 707 enfilaron a la zona de conflicto Los navíos permanecerían allí por el tiempo que fuera necesario- los aviones irían y vendrían, portando pertrechos y vituallas, se aclaró
La ciudadanía argentina, atónita, se limitó a desear que la guerra en el Golfo no estallara Así las fuerzas de paz podrían regresar sanas y salvas

PERO ESTALLO LA GUERRA

¿Y ahora, que? Tal fue la pregunta cuando Menem se autodesmintió, rectificando que no es Argentina la que esta en guerra con Irak, sino el mundo el que esta en guerra
Contagiado de triunfalismo, no sólo limitó las acciones bélicas a un plazo —de su propio cálculo— de cinco días, sino que aventuró las ventajas que la guerra —en caso de prolongarse,— reportaría a la Argentina

“Aunque no tolero las guerras, la del Golfo Pérsico ayudara a nuestro país”, afirmó Menem ¿Cómo? “Cuando nosotros vendamos al mundo lo que le haga falta” Y aprovechó para refutar: “Los peronistas que hoy se rasgan las vestiduras olvidan que el general Perón le declaró la guerra al Eje y nuestro país vendió alimentos durante la segunda
guerra mundial”

Aclaró, sin embargo, que “ni loco” deseaba que las naves argentinas entraran en combate ¿ Con que vamos a ir a la guerra? se autopreguntó Menem

El exministro de la Defensa, Humberto Romero —para entonces ya reemplazado por Guido Di Tella, exembajador de Argentina en Washington— se dedicaba también a enfatizar las ventajas de la guerra Regresado del Golfo, aseveraba: “El adiestramiento que adquieren nuestros efectivos allá es realmente notable, como hace mucho no se podía realizar en nuestro país Los cuatro meses de navegación en el golfo equivalen a cuatro años en nuestros mares”

Pero las naves argentinas que, acorde con lo expresado por el flamante ministro Di Tella “sólo escoltaran a los buques de reabastecimiento en aguas del golfo y tambien cerca de la primera linea de Combate por ende esta en la GUERRA ”, están ubicadas en el radio de alcance de los misiles iraquíes, según ha señalado la prensa local 

Esto aumenta la angustia de madres, esposas y novias de efectivos en la zona de conflicto A ellas se consuela —o se intenta consolar— diciendo: “Los muchachos en la misión tienen la moral muy alta” Y en un plano más concreto, se les dice que las dos naves en misión cuentan con cañones de 127 milímetros; torpedos teleguiados para lucha antisubmarina; radares de control aéreo capaces de detectar un avión a más de 200 kilómetros de distancia y helicópteros franceses

Una encuesta pública realizada en el Gran Buenos Aires y la capital federal arrojó como resultado que 85% estaba por el regreso de las naves a Argentina, 95% rechazaba la participación del país en la guerra del Golfo Pérsico

Para definir que hacer con el contingente en zona caliente, Menem optó por obviar —esta vez— al Congreso y solicitó de este la aprobación para que los efectivos militares permanezcan allá Lo logró El 24 de enero el Congreso —la mayoría— le dio el sí
Al calor de este éxito, Menem declaró: “Argentina va a estar al lado de Israel en cualquier actitud que adopte el gobierno de Tel Aviv”


Anochecía ese 24 de enero cuando el presidente Menem, en discurso transmitido en cadena nacional de radio y televisión, declaró a Argentina en “emergencia moral”, a la vez que anunciaba una serie de medidas para combatir la corrupción
Resultado inmediato: alza galopante del dólar y, como consecuencia, la renuncia del gabinete económico