13/10/18

CUANDO LA JUSTICIA LLEGA AL LOS DELINCUENTES


VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE

COMO LLEGA TODO, EL QUE LAS HACE SIEMPRE TIENE SU MERECIDO. ESTOS SEÑORES NOS MANDARON A LA GUERRA DEL GOLFO PÉRSICO, NI SI QUIERA NOS DIERON LAS GRACIAS LAMENTABLEMENTE NOS IGNORARON COMO ESTADO NACIONAL. LA ARMADA ENTREGO UN DISTINTIVO COMO PARA APACIGUAR LO QUE EL ESTADO NO RECONOCIÓ. Y ACÁ SEÑORES HUBO MUCHA PLATA.


EL ESTADO DE KUWAIT LE PAGO A LA ARGENTINA VARIOS MILLONES DE DOLARES POR EL SERVICIO PRESTADO, PERO DONDE ESTA ESA PLATA JAMAS VIMOS UN MANGO.NO SIEMPRE SE VIVE DEL ESFUERZO DE OTROS. PERO COMO BUENOS SOLDADOS FUE UNA EXPERIENCIA MAS QUE UN PAÍS NO LO HACE UNA PERSONA SI NO TODOS.
AHORA TIENEN CONDENA POR ALGO SERA, AL JUGAR A DOS PUNTA PASA ESTO. PERO DIOS ES SABIO SABE DE JUSTICIA.





Me voy a tomar unos minutos para los que no son participantes de la Guerra del Golfo no saben, pero si, para lo que estuvieron , me irrita cuando ponen me gusta, o comparten mis comentarios. Señores están autorizados a poner sus pensamiento u opiniones, o a ustedes no les molesta que fuimos a una Guerra y se quedaron conforme en mi caso no. O todos les gusta mirar o mirones que no dicen nada a mi eso me molesta, es como si no hubiese pasado nada pero pongo al revés ¿ Que hubiese pasado si nos hundían un buque o algunos dentro de un tiempo tenemos un enfermedad incurable?. Como se elevaron tantas notas, se pidió a diputados, senadores y a alguno señores Oficiales, la cuestión que nadie sabe no contestan o como yo interpreto deja de joder, que acá no paso nada, es mas se inicio juicio pero como no hubo una unión se paralizo todo, ojo pero yo sigo y sigo insistiendo creo que tendré resultados pero no para todos ojo no se equivoquen tenes que hacer juicio. Gracias a todos. Por si les interesa aca estan los resultados y vos quedaste conforme con conocer otro mundo...         

https://elpais.com/.../11/01/economia/909874801_850215.html

30/9/18

La Argentina, en el conflicto del Golfo en el 1991 y casi 1998


VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE


EX PRESIDENTE MENEM Y EL EX PRESIDENTE DE EGIPTO

Se trata de una pregunta que ha estado sin una respuesta jurídica durante casi tres décadas. Como podrán ver, se trata de un caso en particular referido a los efectivos de la Armada Argentina que tras haberse desatado la crisis entre Irak y Kuwait en agosto de 1990, por decisión del entonces gobierno del Dr. Carlos S. Menem fueron enviados a bordo de dos navíos de guerra el 25 de septiembre de ese mismo año a las aguas del “Golfo Pérsico o Arábigo” situadas a unas 8.800 millas del país y que terminaron actuando desde el 16 de enero hasta el 27 de febrero de 1991 y en el marco de la operación “Tormenta del Desierto”, dentro del Teatro de Operaciones del Golfo Pérsico.

A la vista de muchos colegas, el tema era inabordable por varias razones; algunas de ellas por el supuesto hecho de que la acción o una posible reclamación de derechos estaba prescripta. Otra acusaba que, al no haber una ley específicamente puntual sobre la situación de estos más de quinientos hombres de la Armada, no había de dónde agarrarse para plantear un caso con argumentos jurídicos ciertos.

Si se ve desde el primer punto de vista, la pregunta sería 

¿Qué plazo de prescripción se le aplicaría? O mejor dicho, 

¿A qué acción se refieren mis colegas cuando dicen que ella ha prescripto? 

Como primera respuesta para desarmar ese planteo debo decir que, existen derechos inherentes a las personas que son los llamados derechos personalísimos que además de ser de carácter universal (Cfr. Declaración Universal de Derechos Humanos, de Naciones Unidas del 10 de diciembre de 1948) no tienen un plazo para su reclamación. En el caso que abordamos, hablamos de derechos específicos para una determinada clase de personas que se enmarcan en una precisa y excepcional situación como la “guerra”.

Antes de precisar sobre la cuestión, debemos señalar que los más de 500 hombres de nacionalidad argentina, se hallaban bajo estado militar lo que significaba  que además de estar activos, estaban sujetos a reglamentos y leyes especiales regidos por el pabellón que enarbolaban los respectivos buques, los cuales (cabe remarcar) fueron armados y aprovisionados para eventuales acciones de combate.

Volviendo a la pregunta formulada en el título, vemos que referimos a la palabra “operativa” que nos refiere a si, éstos derechos que se  hallan reconocidos en la Constitución nacional, requieren de la necesidad de una ley reglamentaria que los ponga en vigencia.
Administrador..


EDITORIAL
La Argentina, en el conflicto del Golfo
15/02/1998 - 


Un recalentamiento de la crisis en el golfo Pérsico y la probabilidad de una operación militar punitiva comandada por los Estados Unidos contra Irak han vuelto a ubicar a nuestro país en el centro de un principal conflicto internacional. 


La decisión de participar en dicho conflicto no tiene justificaciones consistentes, obvia pasos recomendables en el sistema republicano y redobla el riesgo creado con la primera intervención en 1991.

Por otra parte, existen fuertes diferencias entre la participación en una acción como la de 1991, realizada con la cobertura de las Naciones Unidas, y la actual, que responde a una iniciativa estadounidense.

En 1991, la Argentina se integró a una fuerza multinacional coordinada por los Estados Unidos que actuaba por mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para obligar a Irak a retirarse de Kuwait, país que había sufrido una invasión. 

Se había producido un violentamiento grave del derecho internacional y, al margen de los intereses estratégicos regionales y globales en juego, existían razones fuertes para sustentar la acción emprendida.El Gobierno argentino decidió, en aquel momento, hacerlo con un contingente militar al golfo Pérsico y reforzar, de ese modo, lo que consideraba como interés prioritario: el alineamiento activo con los Estados Unidos. 

Para ello, obvió los pasos constitucionales previstos, que indicaban que tal envío de tropas a un conflicto externo debía ser aprobado por el Congreso.Más allá de la opinión que merezca la orientación diplomática, todo hace presumir que la participación argentina en un conflicto contra Irak contribuyó a que nuestro país fuera elegido como blanco del terrorismo contra la Embajada de Israel y la AMIA.En la actual circunstancia no existe resolución alguna del Consejo de Seguridad que dé mandato para volver a actuar militarmente contra IrakI independientemente de la condena que merece la actitud iraquí, no hay consenso internacional en torno al uso de la fuerza para obligar a Hussein a desarmarse y colocarse bajo la supervisor externa. 

Están la firme oposición de Rusia y China, las objeciones de Francia y las resistencias de los países árabes más cercanos a Occidente.Con distinto énfasis, el Gobierno argentino se pronunció en favor de las decisiones que tomen los Estados Unidos. Finalmente, anunció una participación más modesta en un eventual conflicto a través del envío de asistencia sanitaria y no de tropas militares. 

De esta manera se pretende evitar la vía del trámite parlamentario Asimismo, y a pesar de que no se lo explicó de este modo, es inevitable inscribir esta demostración dentro del status especial otorgado a nuestro país como aliado extra OTAN de los Estados Unidos. 

Lo cual deja al descubierto la cuestión de fondo: no se observa con claridad cuál es el interés nacional que el Gobierno está preservando o persiguiendo, más allá de una cuestión de principios que no obliga a la Argentina a tomar semejante papel en el conflicto del golfo Pérsico.Hay elementos, por el contrario, para pensar que sobreexposiciones de esta naturaleza pueden colocar a nuestro país en condiciones vulnerables e indeseables para los objetivos de paz y seguridad que se busca -y se debe- resguardar.

27/9/18

DEMANDAN A FIRMAS ALEMANAS POR PROVEER GASES TOXICOS PARA LA GUERRA DEL GOLFO PERISCO


VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE


VETERANOS DEL LA GUERRA DEL GOLFO PÉRSICO DE EE.UU DEMANDARON A 20 FIRMAS ALEMANAS POR ABASTECIMIENTO DE GASES TÓXICOS DE COMBATE.
POR SUPUESTO QUE ESTAS EMPRESA JAMAS VAN A DECIR QUE HICIERON NEGOCIOS CON IRAK..

4 ENE 1995

Unos 2.000 veteranos norteamericanos de la guerra del Golfo han demandado a unas 20 empresas alemanas , a las que acusan de haber permitido a Irak abastecerlo, de gases tóxicos de combate, donde Alemania no participo, según se informa en la edición del semanario Stern.
Los demandantes exigen a estas empresas una indemnización de 1.000 millones de dólares (unos 130.000 millones de pesetas), por las secuelas provocadas a su salud por dichos gases utilizados en la guerra.Según esta publicación, más de 17.000 soldados estadounidenses padecen todavía dolores, fatigas crónicas y otras molestias, cuatro años después de la guerra. Estas secuelas han sido denominadas como el síndrome de la guerra del Golfo.
Entre las empresas demandadas y que han confirmado la existencia de la denuncia en su contra se encuentran Thyssen Ag, Preussag AG, Degussa AG, Sigma GmbH y Heberger Bay. Portavoces de la empresa Thyssen han asegurado que la querella carece de fundamento".





25/9/18

EFEMÉRIDES DE UNA GUERRA ANUNCIADA YA 28 AÑOS GOLFO PERSICO


VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE

UN DÍA COMO HOY ZARPÁBAMOS AL GOLFO PÉRSICO, EL EFEMÉRIDES DE HOY LEÍDO EN LOS BUQUES DE LA ARMADA. PRESENCIE ESA LECTURA EN UNA UNIDAD GRACIAS POR INVITARME.PASARON 28 AÑOS




ASÍ LA PRENSA RELATABA ESTO POR INTERMEDIO DE SU MINISTROS.
.......ARGENTINA ENVÍA TROPAS AL GOLFO.....

EFEMÉRIDES DE HOY

Argentina anunció ayer el envío de tropas al Golfo Pérsico, convirtiéndose en el primer país latinoamericano en participar en el bloqueo militar contra Irak. Argentina no quiere la guerra , dijo el canciller Domingo Cavallo en un discurso de siete minutos difundido a todo el país, en el que anunció el envío del contingente armado al Golfo, respondiendo a un pedido de Kuwait
.
19 de septiembre 1990 , 12:00 a.m.

El presidente Carlos Menem, en su carácter de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, ha ordenado la movilización de oficiales y suboficiales del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada nacional , dijo el ministro.

Agregó que los militares argentinos no conformarán una fuerza beligerante. No van a emprender acciones bélicas ofensivas, no van a asumir un rol de beligerancia .

El gobierno argentino anunció ayer que decidió enviar dos buques al Golfo Pérsico en misión de paz para participar en el bloqueo económico contra Irak.

El vocero presidencial Humberto Toledo, aclaró que se trata de una misión de paz, por lo que no necesita la aprobación del Congreso, agregando que los efectivos no entrarán en combate sin autorización del Congreso.

Entre tanto, Zulema Yoma la esposa del Presidente argentino Carlos Menem, afirmó sentirse avergonzada por la decisión de enviar naves de su país al Golfo Pérsico.
De ascendencia siria y practicante de la religión musulmana, Zulema declaró, me
 siento avergonzada como argentina de mandar tropas a sumarse al bloqueo contra Irak .
Zulema Yoma subrayó, vamos a ayudar a nuestros enemigos en este momento, a quienes nos ofendieron con las Malvinas. No puedo olvidar los dolores y las lágrimas que hemos derramado cuando hundieron a nuestro barco el General Belgrano durante la guerra con Gran Bretaña en 1982 dijo la señora de Menem.
Entre tanto, los nueve países de la Organización de Europa Occidental (UEO) se pronunciaron por la ampliación al tráfico aéreo del embargo contra Irak. Decidieron además fortalecer su coordinación que extienden a los medios terrestres y aéreos según un comunicado publicado anoche al término de su reunión en París.
Los nueve tomarán en los más breves plazos medidas suplementarias necesarias para instaurar de manera completa y eficaz el embargo, y lanzaron un llamado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que adopte muy rápidamente las decisiones apropiadas en ese sentido, precisó el comunicado.
El canciller francés, Roland Dumas, dijo que los nueve también pedirán al Consejo que extienda el embargo comercial a países que infrinjan las presentes sanciones decretadas por las Naciones Unidas.
Dumas añadió que un comité militar conjunto se reunirá hoy para poner en vigencia nuevas medidas que extiendan la coordinación entre fuerzas terrestres y aéreas de la UEO que operan en el Golfo.




Holanda dijo ayer que enviará 18 cazas F-16 a la región del Golfo si el Consejo decreta un embargo aéreo contra Irak. Este anuncio se produjo en momentos en que el Consejo seguía reunido en Nueva York.
En una acción sin precedentes, la Unión Soviética ha acordado prestar a Estados Unidos un gran barco para trasladar equipos militares al Golfo Pérsico, revelaron ayer fuentes de la Organziación del Tratado de Atlántico del Norte (OTAN).
También han habido discusiones entre funcionarios estadounidenses y soviéticos sobre el uso de grandes aviones soviéticos de transporte Antonov para ayudar a trasladar soldados y pertrechos estadounidenses al Golfo Pérsico, dijeron las fuentes. Según el ministro de Finanzas de Israel, Yitzhak Modai, el presidente soviético Mijail Gorbachov calificó al mandatario iraquí Saddam Hussein de bestia salvaje , pero manifestó su esperanza de que Irak pueda ser obligado a retirarse de Kuwait sin derramamiento de sangre.
Por su parte, el canciller, David Levy, dijo que la Unión Soviética prometió salir a la defensa de Israel si Irak lo agrede.
El canciller saudí, príncipe Saud al-Faisal, declaró ayer en Moscú que su país acogería de buen grado a tropas soviéticas en su país si Moscú decidiera sumarse a la fuerza internacional concentrada para enfrentar a Irak.
Por otro lado, el presidente Carlos Menem calificó ayer como conveniente para Argentina el envío de tropas al Golfo en una controvertida medida que convertiría a este país en el primero de América Latina en participar en el bloqueo militar contra Irak.
La Casa de Gobierno concluyó ayer los arreglos para un anuncio formal a la población sobre la participación militar, que consistirían en un par de centenares de oficiales profesionales y dos buques misilísticos de la Armada, según anticiparon fuentes gubernamentales.
En otro frente diplomático, el presidente sirio Hafez Assad efectuará su primera visita a Teherán la semana próxima para discutir la crisis del Golfo Pérsico y la situación en el mundo árabe en general, informaron ayer fuentes sirias.
Se anticipa que el viaje será de utilidad para una campaña de Assad para proyectarse como aliado confiable del Oeste y mejorar la imagen de su país después de los años de aislamiento que le reportó su implicación en ataques terroristas.

1/9/18

ASES DE COMBATE EN LA GUERRA DEL GOLFO PERSICO



VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE

La Guerra del Golfo o la Guerra del Golfo Pérsico (2 de agosto de 1990 - 28 de febrero de 1991) fue un conflicto entre Iraq y una fuerza de coalición de 34 naciones [10] autorizada por las Naciones Unidas (ONU) y dirigida principalmente por los Estados Unidos para devolver Kuwait al control del Emir de Kuwait.



País y número de tropas

Estados Unidos 575,000 - 697,000

Arabia Saudita 52,000 - 100,000

Reino Unido 43,000 - 45,400

Egipto 33,600 - 35,000

Francia 18,000

Siria 14,500

Marruecos 13,000

Kuwait 9,900

Omán 6.300

Pakistán 4,900

Emiratos Árabes Unidos 4.300

Qatar 2,600

Bangladesh 2,200

Canadá 2,000

Australia 1.800

Italia 1,200

Países Bajos 600

Níger 600

Senegal 500

España 500

Bahrein 400

Bélgica 400

Afganistán 300

Argentina 300

Checoslovaquia 200

Grecia 200

Polonia 200

Corea del Sur 200

Dinamarca 100

Hungría 50

Noruega 280



Fuerzas de la coalición fuerza:

956,600

1,820 combatientes (1,376 estadounidenses, 175 saudíes, 69 británicos, 42 franceses)

3,318 tanques

8 portaaviones

2 acorazados

20 cruceros

20 destructores

5 submarinos



Fuerza iraquí:

260,000

649 luchadores

2,000 tanques (principalmente T-72)



Damnificados:

Fuerzas de coalición:

358 muertos en acción,

776 heridos en acción,

41 prisioneros (bajas kuwaitíes desconocidas)



Iraquí:

Est. 20,000-200,000,

80,000 tomados prisioneros,

75,000 heridos

Lo que las autoridades de la Argentina no dicen nada...


VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE


JORGE CASTRO (PERIODISTA) SITUACIÓN EN LA CIUDAD DE KHAFJI-ARABIA SAUDITA..

Informe del periodista Jorge Castro donde expresa: -
"Estamos a 10 kilómetros de la frontera de Kuwait, en territorio de Arabia Saudita; atrás mío esta el Golfo Persico y a mi izquierda se ven los alrededores de la ciudad de Khafji donde se desarrollo uno de los mayores combates de la reciente guerra del golfo.

Ahí ocurrió la única ofensiva terrestre de las fuerzas iraquíes que durante 2 días y 2 noches ocuparon esta ciudad saudita prácticamente produciendo enormes destrozos y prácticamente su destrucción de buena parte de ella al intentar lograr recapturarla con las fuerzas Saudita apoyadas por los norteamericanos y los ingleses.

Esta ciudad prácticamente ahora se ha convertido en una ciudad fantasma, la mayor parte de su población se ha retirado y lo que queda es precisamente la imagen de una guerra que ha terminado y que presenta ahora esencialmente los problemas de la organización política después de este conflicto que ha transformado irreversiblemente, esencialmente a Kuwait.


 ARA BROWN

ARA SPIRO

La sociedad kuwaiti nunca mas va a volver a ser la misma después de haber sido ocupada 6 meses por las fuerzas iraquies y después de que gran parte de su mano de obra la abandonara teniendo en cuenta que sobre 1 millón 900 mil habitantes de Kuwait antes de la ocupación iraqui el 2 de agosto de 1990 solo el 30 por ciento iraquíes siendo el resto una población que realizaba la mano de obra provenía de todas partes del Asia, de parte de África y una gran porción de ella eran palestinos que seguramente ahora serán expulsados. El único País Latinoamericano involucrado en la Guerra fue la Argentina...con sus armas convencionales..y el gobierno nunca se expreso por este movimiento...

Esta es la situación en que se presenta en esta zona del Golfo Persico en la que se encuentra el 40 por ciento de las reservas mundiales de petroleo, lo que le otorga un valor estratégico fundamental".
Fecha: 2/3/1991

29/8/18

“RIESGOS OPERATIVOS”


VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE


Cuáles fueron los peligros latentes a los que la fuerza “Alfil 1” estuvo expuesta en la guerra de 1991.


CUALES FUERON LOS PELIGROS LATENTES A LOS QUE LA FUERZA "ALFIL 1" ESTUVO EXPUESTA EN LA DE DEL GOLFO DE 1991 LA NAVES ARGENTINAS. AUNQUE HAN PASADO AÑOS SIN QUE LOS SUCESIVOS GOBIERNOS ARGENTINOS SE HAYAN HECHO ECO DE LA EXPERIENCIA GANADA POR SUS DOTACIONES NAVALES EN UNA DE LAS CAMPAÑAS MILITARES MAS GRANDE DEL FINA DEL SIGLO XX, LAS EXPERIENCIAS DE MUCHAS JORNADAS EN AQUEL CALUROSO TEATRO DE OPERACIONES LLUEVEN A CÁNTARO Y COMO SI VOLVIERAN A A REVIVIRSE TAN CLARO COMO AYER, MIRANDO A LA DISTANCIA SE PUEDE VER LA MAGNITUD DE LOS PELIGROS QUE SE CERNÍAN MUCHOS ANTES DE QUE SE DESATARA LA CONFLAGARACION .







Aunque han pasado años sin que los sucesivos gobiernos argentinos se hayan hecho eco de la experiencia ganada por sus dotaciones navales en una de las campañas militares más grandes del final del siglo XX, las experiencias de muchas jornadas en aquel caluroso teatro de operaciones llueven a cántaro y como si volvieran a revivirse tan claro como ayer, mirando a la distancia se puede ver la magnitud de los peligros que se cernían mucho antes de que se desatara la conflagración. Habíamos hablado mucho sobre las operaciones navales que ejecutaron los dos navíos argentinos del grupo de tareas 88 que surcaban las cálidas aguas del golfo que además de las minas explosivas que pululaban por todo el sector, estaban infestadas de tiburones y anguilas eléctricas.


Los tripulantes del “ARA Alte Brown” y de la “ARA Spiro” conocieron en carne propia aquel clima tan extremo como impredecible. Aquel calor calentaba tanto la cubierta de vuelo de la Brown, que si hubieran andado descalzados sus pies se habrían llagado como si se hubieran parado en una sartén. En pocos minutos podía nublarse y desatarse una tormenta que parecía transportarles a otros escenarios. Sin dudas el clima fue uno de los componentes que pondría a prueba la maquinaria naval y a sus elementos humanos entre ellos, a las tripulaciones de los helicópteros Alouette III, que jugaron un papel vital para las tareas de vigilancia y reconocimiento.


Está claro que nadie (y entre ellos a los mandos de la Armada) valoraron los riesgos extra que se cernían sobre las operaciones que debían realizar los tripulantes de estos helicópteros embarcados de origen francés, que no había que olvidar tenían para ese momento treinta años de antigüedad lo que ante la entidad de la guerra que luego se desataría, por lo que operar con ellos para muchos era prácticamente un acto de locura.
Alouette abordo del Alte Brown 1991



Como recuerdan muchos de los que estuvieron en aquella travesía, cuando se hallaban en el Mar Rojo, el riesgo se presentó sin aviso cuando uno de los Alouett III que llevaban, se precipitó al mar.


A primera vista, si te parabas en una cubierta de vuelo de alguno de todos los barcos que operaban por ese entonces, habrías podido advertir el choque visual que podía advertirse al ver un “Alouette III” de los argentinos que se cruzaba con un “UH-60-Black Hawk” o un “CH-53-Sikorsky” o incluso con los “Linx” británicos que trabajaron muy cerca de los argentinos. Obviamente más allá de las notorias características de diseño que les diferenciaban, sus propósitos y objetivos distaban mucho de lo que un “Alouette” podía soportar; uno de ellos era el factor climático.


Y es que, al imprevisible y duro clima del golfo se agregaban los letales peligros que la naturaleza albergaba en las aguas de aquel lugar. Ver desde el buque las aguas en algunos sectores casi paradisiacas, con el insoportable calor a cualquiera le hubiera dado ganas de arrojarse para nadar un rato; pero estaba claro que no habían ido hasta allí por recreación y aunque hubieran tenido la oportunidad de eso, jamás lo hubieran hecho. Es que además del peligro de las minas magnéticas que poblaban las aguas y de las incursiones nocturnas de comandos hombres rana iraquíes, estaban los tiburones y las anguilas que, pese a la poca profundidad de las aguas son parte del ecosistema de las aguas de la región.


Los vuelos de los aparatos argentinos estuvieron expuestos a contingencias que varios de sus colegas de otras armadas, incluso la de los EEUU y de los británicos, debieron sufrir pese, a las ventajas tecnológicas y protecciones de las que disponían. Incluso antes de que comenzaran las hostilidades, los aparatos aéreos tanto helicópteros como aviones de combate, transporte y de espionaje electrónico sufrieron las severidades climáticas de la zona que terminaron en varios accidentes que pusieron en un aprieto a los cuerpos de ingenieros y mantenimiento de los mismos.


La cantidad de accidentes de aviones de combate que se habían registrado en Arabia Saudita y algunos otros acaecidos en las aguas del golfo cuando se adiestraban con base en los Portaaviones, llevó a que el Comando de operaciones en Ryad ordenara una inspección masiva de los aeródromos y bases aéreas donde se destacaban los aviones para las operaciones militares, a fin de determinar si los vientos con arena que arreciaban en la región estaban afectando los mecanismos de los aparatos y si así era, adaptarlos para que pudieran vencer estas dificultades. 

Un CH-53 operando junto a los argentinos 1990



Esto también afectaba a los helicópteros aliados, especialmente en sus equipos y sensores electrónicos, tanto de combate como de transporte habiéndose registrado en los primeros días de la llegada de los primeros comandos aéreos, más de una decena de accidentes entre los que se contaban helicópteros de ataque “Apache” estadounidenses, tres “Sea Linx” y un “Puma” británicos, éste último precipitado a finales de diciembre de 1990 a unas 4 millas al este de la costa de Dammam, en Arabia Saudita. Las estadísticas oficiales solo informan de 77 bajas por accidentes en las que se engloban a las muertes por “fuego amigo”, pero reportes extraoficiales elevan las cifras de bajas por accidentes a unos quinientos de los cuales, unos doscientos treinta implicarían a tripulaciones de aeronaves siniestradas.


El mayor número de incidentes se produjeron en momentos previos a las operaciones que se iniciarían el 16 de enero y se centraron en las áreas del norte de Arabia Saudita y en las zonas operacionales aéreas de las costas cercanas a la frontera con Kuwait. Por supuesto que todos estos incidentes fueron mantenidos en el más estricto secreto y solo se hicieron público aquellos que no había sido posible ocultarlo a la vista de muchos de los ocasionales testigos –mayormente militares-que pululaban por la región.


En la casuística no hubieron diferencias entre los sofisticados helicópteros yanquis y los menos modernos aparatos británicos que incluso varios de ellos habían participado en operaciones de la guerra de Malvinas en 1982. Pero a pesar de que los argentinos tuvieron una modesta intervención material en las operaciones “Escudo del Desierto” y la “Tormenta del Desierto”, pese a las limitaciones técnicas que claramente acusaban, sus desempeños profesionales y dedicación advertidos por los observadores del CENTIJ fueron remarcados en los informes de operaciones navales para estudios académicos.


No olvidemos que otros ojos indiscretos se posaron con mucha atención sobre las actividades de ambas dotaciones, que a solo unos kilómetros, operaban junto a la primera línea naval encabezada por el navío clase “Iowa” USS “Wisconsin”. En realidad es muy difícil saber si estás operaciones de inteligencia que llevaron adelante los británicos sobre los inesperados aliados argentinos, fue advertida por el Comando central en Ryad o incluso por los mismos argentinos. Si me preguntaran a mí, creo que los primeros dejaron pasar estas travesuras inglesas siempre que no perjudicaran las operaciones centrales. En lo que respecta a los argentinos, es muy dudoso que se hubiesen percatado de ello.


Pero volviendo a las operaciones aéreas de los aeronáuticos argentinos, se podía ver como con profesionalismo y con una muy buena disposición, remontaban esas “peceras” que a la vista de muchos, eran un pasaje a la muerte segura. A simple vista, no estaban preparados para moverse en condiciones de abierta hostilidad. Para algunos pilotos veteranos norteamericanos, ver volar esas cosas era como retrotraerse en el tiempo y vaticinando lo que podía producirse si los combates se extendían a las cercanías de esos buques. Solo había que hacer un pequeño ejercicio de imaginación para pronosticar que pudo haber sucedido si uno de esos “Alouette III” se hubiera topado con alguna lancha artillada iraquí o simplemente con una unidad comando de los “Fedayin” que operaban encubiertamente tras las líneas. En cualquiera de esos casos, las apuestas hubieran ido en contra de los argentinos que con muy pocas probabilidades hubiesen podido escapar al fuego de estas formaciones.

grupo de soldados iraquíes en 1991



Estas posibilidades tan negativas con respecto a un encuentro como el citado, no van en contra de las capacidades de los tripulantes de esos legendarios helicópteros “Alouette III” sino del análisis de los elementos reales que se hallaban presentes en aquel teatro, en donde la variedad de armas portátiles y cañones medianos en posesión de los iraquíes, estaban más allá de la imaginación de lo que los marinos argentinos pudieron haber experimentado con anterioridad.


Incluso los mismos norteamericanos se vieron sorprendidos por el poder de fuego que los iraquíes demostraron aún, tras una semana de bestiales bombardeos sobre supuestos puntos de mando y control que en teoría (y según las rondas de prensa del Pentágono), desbarataría la red de defensa aérea que protegía las principales ciudades de Iraq en especial, Bagdad.


Ni hablemos de la amenaza de sistemas antiaéreos de baja altitud, especialmente los portátiles los cuales el ejército de Iraq poseía con notable masividad aunque los informes militares de la Coalición aliada, había desestimado su importancia por no ser una amenaza contra sus aviones; pero ¿contra los helicópteros? De eso se acordarían especialmente los británicos en varios desafortunados encuentros donde sus helicópteros fueron pasto de los misiles “SA-7” de origen soviético e incluso de sistemas ingleses como el “Blowpipe” muy usados por la “Guardia Republicana”.


Ahora bien, si vemos como un solo “SA-7” lanzado por un hombre que se hallaba escondido en un pozo o en tras un montículo rocoso del desierto tumbaba al suelo a helicópteros tan rudos como el “Puma” o un “Chinook”, podremos entender que si estos aparatos argentinos que entre otras características, presentaba nula protección contra fuego balístico de armas automáticas portátiles como eran las AK-47, las ametralladoras RPD calibre 7,62mm, no hace falta aclarar que habría sucedido si hubieran estado al alcance de las PK, cañones multitubo sistema “Gatling” o de las baterías ZU-23. Para abatir a uno de estos “Alouette” solo hubiera bastado el fuego reunido de dos hombres con regular puntería para derribarlo.





Fue sin dudas una fortuna que la guerra no se extendiera ya que, si los argentinos se hubieran visto obligados a operar en medio de un terreno plagado de este tipo de armas, la suerte de sus aparatos como la de sus tripulaciones hubiera quedado sellada en el primer encuentro tan solo, con una pequeña patrulla de ocho hombres armados con sus AK-47 y para peor suerte, con algún lanzador de “SA-7”, la historia de la participación argentina en el Golfo hubiera sido muy distinta.

17/8/18


VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE

**************RENOVADO RECONOCIMIENTO*************


EL MINISTRO AGUAD AGRADECIÓ A EE.UU POR LA COLABORACIÓN POR LA TRAGEDIA DEL ARA SAN JUAN.


EL FUNCIONARIO AL RECIBIR AL MINISTRO DE DEFENSA JAMES MATTIS EN LA SEDE DEL EDIFICIO LIBERTADOR DESTACO LA IMPORTANCIA DEL PRESIDENTE DONAL TRUMP.
Destacó la importancia de "fortalecer la relación estratégica" con la administración del presidente Donald Trump. "La cercanía entre nuestros pueblos quedó reflejada en la gran colaboración que estados Unidos nos brindó frente a la tragedia del ARA San Juan", siendo el país que más medios aportó a la búsqueda del submarino".
Además, subrayó "queremos agradecerles por tamaño gesto que no será jamás olvidado", afirmó el titular de la cartera de Defensa.
El renovado reconocimiento, a la ayuda que brindó Estados Unidos, coincide al cumplirse 9 meses de la desaparición del submarino ARA San Juan, mientras los familiares de los tripulantes desde hace 50 días están haciendo un acampe en la carpa montada en Plaza de Mayo, mientras esperan que se autorice a la empresa Ocean Infinity que comience la búsqueda de la nave.
Aguad, expresó el agradecimiento, durante la bienvenida al funcionario norteamericano, en el marco de unas declaraciones que ambos brindaron a la prensa, en el salón San Martín del edificio Libertador, sede de la cartera castrense, en presencia del embajador de los Estados Unidos, Edward Prado.


En dicha oportunidad, el ministro argentino aseguró tener "por delante un amplio campo para una mayor cooperación", en el contexto de la primera visita oficial que el funcionario estadounidense lleva adelante por Sudamérica con el objetivo de reforzar las relaciones entre las Fuerzas Armadas de su país y los de la región.
"Si bien Argentina se había apartado durante varios años de sus leales socios y amigos, hemos regresado al camino del que no debimos alejarnos", enfatizó.
Al respecto, el funcionario aseguró que "mucho se ha logrado en las relaciones bilaterales, pero todavía puede hacerse bastante más". Luego, al recordar expresiones durante la visita realizada por el presidente Mauricio Macri a la Casa Blanca, dijo "apostamos a una relación inteligente de mutuo beneficio, tenemos mucho para construir".
Por su parte, Mattis afirmó que "es un placer" visitar la Argentina, que consideró como "un socio y amigo de Estados Unidos".
Durante su mensaje, el funcionario se expresó a favor de un trabajo conjunto, al hablar de una "colaboración militar estrecha para la seguridad de nuestros pueblos". El referente de la administración de Donald Trump, se refirió además a la importancia de "estrechar las relaciones conjuntas en ayuda humanitaria y en actividades estaduales", como las que se están realizando entre las fuerzas de seguridad militar de la Asociación de Georgia con soldados de nuestro país.
"Esto es construir relaciones de confianza y transparencia para la seguridad de nuestros pueblos", precisó Mattis, quien además destacó el liderazgo de Argentina en la región y puntualmente en lo próxima cumbre de presidentes del G20 que se realizará en Buenos Aires.
"Vine aquí para escuchar y atender para forjar un futuro lleno de trabajo en equipo militar en todas las fuerzas. Cuando haya un problema estaremos juntos para ayudarnos", indicó el Secretario de Defensa estadounidense.

 ARA BROWN

ARA SPIRO
DURANTE SU DISCURSO, MATTIS PRECISO QUE "ESTADOS UNIDOS NO OLVIDA COMO LA ARGENTINA FORTALECIÓ EL LAZO EN LAS RELACIONES CON LOS EE.UU EN LA CRISIS DE LOS MISILES" Y CUANDO "ENVIÓ DOS BUQUES A LA GUERRA DEL GOLFO EN 1990"

3/8/18

“LA FASE QUE NO FUE”

VETERANOS DE HOY, DE AYER Y DE SIEMPRE



La historia poco conocida de los planes del gobierno menemista por ampliar la participación del país en la guerra del Golfo de 1991





Sin lugar a dudas se puede decir que poco se ha dicho y mucho menos la opinión pública se ha enterado, sobre muchas cosas que se tejieron en el comienzo de la crisis del Golfo Pérsico allá por mediados de 1990. Uno de los más ignorantes en todo ello ha sido sin lugar a dudas, los ciudadanos argentinos quienes suelen adolecer como de costumbre de una notable amnesia cuando se trata de hechos comprometedores y difíciles de abordar. Este episodio de la historia contemporánea en la que Argentina fue parte, no escapa a ese carácter timorato que acostumbra.


Según la historia oficial, cuando Iraq entro en Kuwait el 2 de agosto de 1990, comenzó una etapa de crisis internacional que pese a que se puso como disparador a la figura del entonces líder iraquí Saddam Hussein, fue especialmente propulsada desde Washington con intensiones que –a la distancia y por los hechos que ya se conocen- se hallaban encubiertas detrás de argumentos falaces sobre la defensa de la democracia, la libertad y los derechos humanos. Haciendo uso de su notoria influencia sobre Naciones Unidas, la entonces administración republicana de George H. Bush desplego (mediante una campaña mediática feroz) y al amparo del foro internacional, una de las guerras más terribles de final del siglo XX.


En aquellas circunstancias el entonces gobierno argentino presidido por el justicialista Carlo S. Menem asintió a la propuesta que, por una escandalosa influencia de Washington, Naciones Unidas proclamo y resolvió trabar sanciones económicas y comerciales contra la república árabe de Iraq. Los argumentos de Menem para semejante obsecuencia política fue el “respeto a la legalidad internacional”, en el marco de un “nuevo orden” que ya se asomaba dirigido desde el norte. Para ello aplicaron al pie de la letra el entendimiento del capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas y se esforzaron para que el entonces gobierno iraquí pareciera una amenaza de alcance global al cual había que frenar.


En esos momentos la CNN y las cadenas europeas solo hacían alarde de una sorpresiva situación que en realidad, no lo era ni para Washington ni Londres. Tanto George H. Bush como la entonces primer Ministra británica Margaret Thatcher sabían que había asuntos pendientes entre Kuwait City y Bagdad y ellos estaban haciendo todo lo posible para sacar partido de ese entuerto. La CIA y el MI-6 estaban muy presentes en las discordias fronterizas por el robo de crudo en los campos petrolíferos iraquíes de Rumailah y se encargaron de que ambas partes se acusaran mutuamente.


Todo estaba digitado y obviamente ello no estaría a la vista de los incautos y muchos menos disponible para la difusión mediática. Semanas antes de que esto se desatara, las tropas estadounidenses movilizaban tropas en Europa y los británicos daban inusuales señales de preparativos con acopio de pertrechos y vehículos en Rutland y Gutersloh, Alemania.


Por el contrario en Buenos Aires meses antes de que todo esto estallara no se sabía nada y el gobierno se hallaba más preocupado por concretar las privatizaciones de las empresas del estado que otra cosa. Aseverar que Argentina tenía una política de estado con respecto al Medio Oriente y en particular hacía los asuntos que disputaban Iraq y Kuwait es de una falacia inconmensurable. Incluso se puede asegurar que como estado, carecía de un posicionamiento político y estratégico hacia esa región.



¿Recuerdan la posición de Argentina? Brevemente, en ese momento el gobierno supuestamente nacionalista de Menem dio una patada a toda la historia del partido que decía representar y simplemente adopto la posición intervencionista de Washington, que obviamente justificó ante la opinión pública como un apoyo a la democracia y a la ley internacional. Es aquí donde comienza toda la farsa argumentativa del gobierno argentino para introducir a su país en un conflicto que aún perdura hasta nuestros días.


Conocemos bien como se desarrollo todo. Menem asintió inmediatamente a colaborar sin tener la más mínima información imparcial y propia de lo que realmente estaba ocurriendo allá. Visto a la distancia y atendiendo a la gravedad de la situación el comportamiento de ese gobierno fue claramente amateur y nada serio ya que, puso a la Argentina en una posición de la que históricamente había renegado (Como miembro del bloque de los países no alineados). Para sostener su posición, Menem y su canciller Domingo Cavallo aseguraron que su participación se daba en el marco de un “mandato” de Naciones Unidas y que por ende, ello era obligatorio. De esa manera ordenó el envió de dos buques de la Armada (Grupo Alfil 1) que zarparon el 25 de septiembre de 1990 de la base Naval “Puerto Belgrano” en momentos que habían muchas reticencias no solo políticas sino también militares sobre las implicancias de esa misión.


Desde el punto de vista legislativo internacional, jamás existió un mandato de Naciones Unidas y por ende no había obligación de remitir elementos para cooperar con los esfuerzos liderados por EEUU que desembocarían en una guerra terrible. Incluso al día de hoy, está muy discutida la participación orgánica y el maleable comportamiento del foro internacional en aquellas circunstancias. Fue una lamentable muestra de lo que devendría en el futuro, el uso de máscara para refrendar actos urdidos por Washington y sus aliados.


Pero el gobierno de ese entonces estaba decidido a colgarse del furgón de cola de la historia de un presunto triunfador y con ello obtener las mieles del éxito y la complacencia de la por ese entonces “única superpotencia” emergente de aquella era bipolar que se había caído junto al Muro de Berlín en 1989. Menem contaba con que en el peor de los casos EEUU aplastaría a los iraquíes; después de todo –debió haber pensado- Iraq no tiene como enfrentar a la única superpotencia emergente. Como bien decimos, aquel gobierno estaba decidido hacer lo que fuese por caer en gracia a los anglosajones y no se quedaría con la remisión de una misión naval; no claro que no.


Según archivos e informes de la época revelan que Menem y su cúpula del Estado Mayor Conjunto, estaban preparando ampliar la colaboración militar para intervenir contra Iraq ya que, esperaban obtener muy buenos réditos (políticos y económicos) con esas señales. En algunos documentos de la época se revelan los planes (fechados por finales de agosto y comienzos de septiembre de 1990) para el envío de una fuerza terrestre compuesta por unos cien hombres de infantería del ejército argentino en una compañía mecanizada.


Aquella misión había estado pensada asignársela a quien revestía como Comandante del Tercer Cuerpo de Ejército Jorge Maffey, quien contaba con una amplia experiencia en misiones de paz (Cascos Azules). Aquel cuadro de hombres debería estar compuesto por oficiales y suboficiales, que hablaran inglés fluido y por supuesto, que no tuvieran en sus curriculas personales antecedentes de ideas nacionalistas. Eso obviamente en momentos que presuponían que solo habría unas escaramuzas y nada más, demostrando el grado de ignorancia y el alcance de los verdaderos planes que tenían predeterminados en la Casa Blanca desde mucho antes que todo esto comenzara.


De haberse concretado esto, las tropas que estarían pertrechadas para el combate (ya que no eran cuerpos de paz), además de estar posicionadas dentro del teatro de operaciones y bajo el comando del USCENTCOM, se habrían visto obligadas a participar de las operaciones ofensivas y a devolver el fuego (Conforme lo dispuesto por la Ley 23.904/91).


A esto solo se lo puede llamar inconsciencia por no decir otro calificativo más grosero ya que sin lugar a dudas el gobierno argentino terminó tragándose la carnada y todo el redil como un simple aficionado. De haberse concretado el envió de estos hombres seguramente muchos de ellos no habrían regresado y los que si lo hubieran hecho, estarían actualmente con complicaciones en su salud y luchando para que su gobierno les reconozca el derecho de veteranía.


Quedo claro que aquella crisis había estado planificada y controlada desde cerca por Washington. No solo lo han revelado documentos desclasificados y testimonios oficiales de la administración estadounidense sino también muchos de los documentos que se archivaban en los edificios del gobierno de Saddam Hussein los cuales fueron curiosamente saqueados por la invasión de 2003.

2/8/18

HOY 2 DE AGOSTO, 28 AÑOS DE LA INVACION DE KUWAIT POR IRAK

VETERANOS DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE....



DESDE ENTONCES LA ESTABILIDAD SE DETERIORO EN ORIENTE MEDIO, ALIMENTANDO EL MIEDO A POSIBLES GUERRAS E INTROMISIONES EN SUS SOBERANÍAS NACIONALES.

Un soldado estadounidense en un tanque irakí destruido en 1991. (Peter Turnely / Corbis)

La madrugada del 2 de agosto de 1990, los kuwaitíes despertaron con el sonido de los tanques que el fallecido dictador iraquí Sadam Husein envió al país vecino, una invasión causada por diferencias sobre la producción de petróleo, las deudas y las fronteras.







Dos días después de esa invasión sorpresa, de la que este jueves se cumple el 28 aniversario, Irak dio por derrocado al Gobierno kuwaití y poco después anunció la anexión del emirato, rechazada por la comunidad internacional.

Kuwait logró liberarse el 26 de febrero de 1991 tras la operación "Tormenta del Desierto" lanzada por una coalición de 34 países, liderados por EEUU. Los países árabes se dividieron ante esta primera intervención de las fuerzas estadounidenses en la región y, desde entonces, la estabilidad se deterioró en Oriente Medio, alimentando el miedo a posibles guerras e intromisiones en sus soberanías nacionales, lo que fomentó el aumento del gasto militar de muchos Estados.

El presidente de la Asamblea Nacional Adjunta de Kuwait, Essa Al Kandari, recordó este miércoles la valentía y el sacrificio de los mártires kuwaitíes durante la invasión irakí de 1990, según recoge la agenciad e noticias oficial de Kuwait, KUNA.








"En el 28 aniversario de la invasión de Irak a Kuwait recordamos el sacrificio de nuestros mártires y el apoyo de la comunidad internacional a Kuwait durante su crisis.

Esto debería ser un recordatorio para que dejemos de lado nuestras diferencias políticas", manifestó Al Kandari en un comunicado de prensa.










Por su parte, el ministro de Estado de Asuntos Exteriores de EAU, Anwar Gargash, escribió en Twitter este jueves, "en el aniversario de la invasión a Kuwait, la grave catástrofe que dejó la herida más profunda, recordamos la posición de los honorables líderes del Golfo de entonces, el rey de Arabia Saudita Fahd Bin Abdulaziz, el presidente de EAU, el jeque Zayed bin Sultan, el emir de Bahréin, Isa bin Salman, el emir de Qatar, Khalifa bin Hamad y el sultán de Omán, Sultán Qaboos.
La unidad se basa en la honestidad y la credibilidad".